YPF contamina tanto sea multinacional como del estado

Escrito por el 23 de mayo de 2012

Para continuar con el tema de YPF entrevistamos esta semana a Martín Maliqueo. El es Mapuche, integrante de la Confederación Indígena Neuquina. Para Maliqueo que YPF sea estatal o privada no modifica el daño que se produce en los territorios de su pueblo y seguirán levantando las banderas de “si no hay consulta, no hay acceso” y “nuestro pueblo se defiende, no se vende”
Escuchar: http://audios.lacolectiva.org.ar/Ent-Martin_Maliqueo.mp3 
 mapuche_cortan.jpg
Martín Maliqueo – Yo soy Martín Maliqueo, Werke de la Confederación Indígena Neuquina. En relación a la “estatización”, entre comillas, de YPF, como organización Mapuche acá en Neuquén hemos fijado una posición, que tiene que ver, de alguna manera, acompañar esta decisión política del gobierno nacional. Pero haciendo la salvedad de que el gobierno nacional, junto con los gobiernos de las provincias tienen una deuda pendiente para con el pueblo Mapuche con aquellos territorios donde han sido operados, durante muchos años, por empresas multinacionales, incluso por la propia YPF antes…
Cuando se privatizó YPF quedó un serio pasivo ambiental por parte de YPF estatal. Repsol-YPF en ningún momento fijó una política de mitigación o remediación de los impactos negativos. La cultura, el medio ambiente nuestro, propio y…bueno, esa deuda actualmente sigue estando. YPF nunca se hizo cargo, el estado nunca se hizo responsable tanto al medio ambiente como a la cultura de los diferentes pueblos donde YPF desarrollaba sus actividades. Entendemos que hoy, esta falta de política por parte del estado, sigue estando ausente, entonces nosotros acompañamos la iniciativa del gobierno nacional pero no por eso vamos a dejar de levantar nuestra bandera de que el estado sigue teniendo una deuda histórica con nuestro pueblo. Hoy, en algunos casos puntuales y más cercanos que tenemos a la hora de hablar de consecuencias negativas, tiene que ver con las comunidades de Loma de la Lata.  La comunidad Kaxipayiñ ha tratado de mantener la guardia permanente de todo el atropello hacia la cultura, hacia el territorio por parte de Repsol-YPF. Hace alrededor de dos semanas falleció la mamá de un integrante de la comunidad Kaxipayiñ por exceso de metales pesados en la sangre. Hace dos meses se tuvo un aborto espontáneo, un aborto por malformación en la gestación de un bebé de una de las mamás integrante de la comunidad Kaxipayiñ. Así muchos otros casos que se han de sumar a la lista de impactos negativos de la actividad hidrocarburífera en el territorio de nuestras comunidades. O sea que nosotros acompañamos la iniciativa pero no vamos a parar de exigir que el estado realmente se ponga los pantalones y fije una política de participación activa de los pueblos indígenas en el desarrollo de las actividades que pueda desarrollar esta nueva compañía, de la cual nosotros queremos ser veedores, queremos ser garantes de que YPF va a tener esta nueva selección, que YPF vaya a tener acá en las comunidades.
Queremos ser veedores, queremos ser fiscalizadores de las políticas extractivas en nuestros territorios.
Piedra Libre – Claro, ustedes son los que lo sufren directamente. ¿Ustedes son querellantes de Repsol?
MM – Si, si. Nosotros desde la Confederación Indígena hemos tomado, de alguna manera, la punta de los procesos judiciales en contra de Repsol–YPF en tribunales internacionales, en una presentación ante la corte interamericana, ante el consejo de salud y medio ambiente de las Naciones Unidas…Hay estudios realizados por una compañía alemana que realizó estudios en la salud de las personas afectadas por la actividad hidrocarburíferas y todos estos antecedentes más las muertes que están habiendo ahora, en la actualidad, se van sumando a toda esa causa a nivel internacional que se le ha iniciado a Repsol-YPF y en la cual el estado argentino tiene su grado de responsabilidad directa en no haber hecho nada, absolutamente nada, para mitigar los daños e impacto a la comunidad.
PL – Por lo que estás diciendo nos parece que queda claro que lo mejor que podemos hacer es dejar el petróleo donde esta y empezar a buscar otros tipo de fuentes de energía. ¿Esa es la visión de ustedes?
MM – Si. El pueblo Mapuche ha venido de proceso en proceso siendo veedor de toda la negativa de reconocimiento por parte del estado a nuestros derechos y hoy podemos decir que con toda las de la ley, de alguna manera, de que el estado fije una política que resguarde y garantice los derechos que tenemos como pueblos originarios, como pueblos indígenas en Argentina. Velar por nuestros derechos, que se cumpla con lo que establece la constitución nacional, lo que establecen algunas constituciones en algunas de las provincias acerca de la participación activa por parte de los pueblos indígenas a la hora de velar por nuestros territorios. Nosotros somos concientes que nuestra posición siempre fue no a la explotación petrolera, no a la explotación minera y seguimos levantando una bandera de resistencia en los territorios. Pero transcurrido el tiempo y viendo todos los hechos que ocurren tanto en lo local como a nivel mundial, los impactos de las actividades hidrocarburíferas, el petróleo o el gas contaminan de igual manera o de igual modo si están en manos de una compañía multinacional o si están en manos del propio estado. El petróleo es contaminante de por sí. Cuando hoy tenemos daños irreparables a la salud, a nuestra cultura, provocados por la explotación tradicional y convencional, no podemos estar permitiendo que se tome nueva metodología para la extracción de gas o petróleo crudo. Ni siquiera se ha saneado o se han remediado los impactos negativos por la industria tradicional, hoy se pretende implementar una actividad como la no convencional, dejando un pasivo sin remediar, sin resarcir. Es ahí donde nosotros vamos a pararnos, vamos a posicionarnos. Antes que se tome una iniciativa tiene que haber una consulta a nuestros pueblos. No podemos seguir permitiendo más contaminación, más muertes, más destrucción en nuestros territorios, más empobrecimiento. Las consecuencias ya las sabemos porque hay antecedentes en Europa, en Francia…en propio EE.UU. donde hay algunos lugares donde la legislación no ha permitido que se avance con estas extracciones no convencionales. No podemos permitir que acá en Neuquén se desarrolle esta actividad cuando en el medio sigue habiendo un pasivo, un vacío, de alguna manera, por parte del estado, de no promover políticas de participación activa de los pueblos indígenas en la actividad hidrocarburífera así también como en la actividad minera. Nosotros entendemos que tenemos una legislación muy amplia a nivel nacional, a nivel de la constitución, de la constitución provincial acá en Neuquén, que hablan de nuestra participación, de nuestros derechos. Nosotros hoy no decimos que no haya nunca más explotación. Hoy ya tenemos la actividad instalada en nuestros territorios y en esos lugares donde existe actividad, necesitamos crear ámbitos de discusión con el estado, que tengan que ver con una participación activa en la distribución de los beneficios que puedan generarse en nuestros territorios. Nosotros no vamos a permitir que por permitir el “desarrollo” como se promueve a nivel nacional a la industrialización de los recursos naturales, sea a costa de nuestras vidas, sea a costa de nuestra cultura, a costa de nuestro pueblo. Si no hay consulta no hay acceso, esa es la premisa, nuestro pueblo se defiende, no se vende.
Entrevista realiza el 17 de mayo de 2012

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Background