Columna de Arquitectura y DD.HH.

Escrito por el 6 de diciembre de 2014

Beatriz Pedro es arquitecta, directora del Taller Libre de Proyecto Social de la Facultad de Arquitectura de la UBA. Esta semana aporta su mirada sobre las construcciones indiscriminadas y sin un proyecto de ciudad, una planificación de la ciudad, por parte del Estado. Convergen en el desarrollo de proyectos urbanos no planificados las construcciones de edificios así como las obras públicas, muchas veces realizadas sólo por su efecto político inmediato.

 

https://archive.org/details/BeatrizPedroColumnaDeNoviembre2014

 

Beatriz Pedro – Nos parece interesante reflexionar hoy sobre el conjunto de factores que hacen que nuestras ciudades se hayan puesto tan vulnerables. Ciudades consolidadas, muy importantes en la Argentina, porque hemos tenido diferentes tipos de vulnerabilidades en Buenos Aires, en La Plata en Rosario y digo diferentes tipos porque la inundación es una de las más visibles pero quiero recordar que en Rosario hace un tiempo estalló la red de gas.
Esa vulnerabilidad me parece que es la que está tensionando el problema de los derechos. En el área metropolitana y en la Capital, la industria de la construcción y muchas veces la arquitectura, tienen un enorme divorsio con, no solo los temas sociales de los cuales hemos estado hablando todo el año, sino también de los temas ambientales.
Así tenemos una gigantesca ciudad que está en un plano muy suavecito de escurrimiento de aguas, que tiene cuencas de arroyos y ríos muy importantes como son el Riachuelo-Matanza, el Luján, el Reconquista y en la Capital los arroyos Vega, Maldonado, Medrano, Sildañez. Si uno ignora la lógica natural y los requerimientos de esas necsidades y va generando un conjunto de transformaciones materiales, calles, autopistas, edificios va generando un conflicto.
Para eso el urbanismo ha planteado que hay que hacer planificación de las ciudades, que hay que hacer planos de ordenamiento territorial de forma tal que no sólo tengamos en cuenta los aspectos sociales sino también los aspectos ambientales.
Una de las cosas que se ha puesto en evidencia en los medios es el impacto que están teniendo en el problema del escurrimiento de las aguas, el conjunto de obras que nosotros hemos llamado bum inmobiliario, que se han hecho a lo largo de esta última década y que cuyo motor ha sido centralmente invertir en ladrillos. Esto ha generado una ciudad que tiene como caracterísica datos duros muy significativos. La Capital Federal tiene 20,000 hectáreas de superficie y en el área metropolitana hay 36,000 hectáreas de barrios cerrados. Respecto del Rio Luján y de la inundación de Luján, se han rellenado 7,000 hectáreas del entorno de Luján y nos preguntamos qué están rellenando en esos lugares. Esos lugares son humedales que son decisivos para la absorción y el escurrimiento del agua, por lo tanto han ido modificando en forma artificial y sin responsabilidad integral, la forma de escurrimiento de las aguas en todo nuestro territorio. Mencioné los barrios cerrados del área metropolitana pero cuando uno mira en la Capital, el año pasado se puso en evidencia en la zona de Saavedra, que se habían autorizado un conjunto de torres, se autorizó elevar la altura de las construcciones, incluso hacer sótanos en la zona del arroyo que afecta la zona del Parque Saavedra.  Mientras tanto los políticos en general plantean en los medios el cambio climático como responsable, que es como tirarle la responsabilidad a los ángeles.  Lo que si es real que está cambiando la forma de lluvia, llueve distinto y hay muchos más episodios donde el agua es mucho mayor y cuando se suma la sudestada nuestra zona queda en un riesgo de vulnerabilidad muy grande. Cuando se plantea esto de la naturaleza no se pregunta que hizo el hombre, para plantearlo en un término general, qué responsabilidad tiene la transformación del territorio que se ha hecho. Una de las observaciones que vamos haciendo es ¿quien es planificador actual? La conveniencia del negocio y del mercado. Y un mercado que no tiene en cuenta concecuensias ni sociales ni ambientales sobre las cosas que hace. Estas ciudades muy consolidadas y muy grandes, están siendo afectadas de manera tal que conforman ciudades desiguales y excluyentes, en emergencia habitacional y ambiental con bum inmobiliario. El gobierno de la Ciudad dice que ha resuelto la inundación pero ignora lo que pasó en todos los barrios de la zona sur que están afectados por el arroyo Sildañes alrededor de la cuenca Riachuelo-Matanza. Esa zona donde está la mayor cantidad de barrios en emergencia habitacional de la ciudad, allí hay barrios enteros que se inundaron.
Como se hace una gestión de la ciudad totalmente inconsulta, sin participación de nadie, sin escuchar a ninguno entonces tenemos lo que está sucediendo en la zona de Saavedra. Allí, a un año de las inundacines solamente se ha hecho el inicio de una obra de un cuenco aliviador en el Parque Sarmiento, que en si mismo, aislado es una buena medida pero sin articulación con otras obras, no resuelve nada.
Siempre solemos mencionar como mega negocios los grandes edificios pero las mega obras hidráulicas también son mega negocios. Está pendiente en el Arroyo Vega que hagan una obra gigantesca financiada con créditos internacionales que no sólo genera un problema vinculado al endeudamiento sino también a la solución ingenieril. En este momento a nivel internacional, comprendiendo los desastres que se han ido haciendo respecto de la naturaleza y de las cuencas de los ríos en particular, cada vez se intenta evitar entubar los arroyos. En espera de esa obra, no están haciendo ninguna medida preventiva y no están teniendo en cuenta tampoco la voz de los vecinos.

Piedra Libre– Mientras tanto se sigue construyendo…

BP – No solo se sigue construyendo, que sería un aspecto del problema sino que se hace metrobus en cabildo, en la zona de Saavedra. En esta zona hay un conjunto de factores de la planificación que es la no planificación, que es planificación por el mercado y entre las cosas que habían afectado se ha rellenado la costa del río prolongando la salida de los arroyos y esto con sudestada es aún más grave porque el agua entra por los arroyos en vez de salir al río y en el caso de Cabildo todo lo que se ha ido haciendo está generando un dique más algo que la zona de Saavedra y por lo tanto se arma una enorme pileta en el barrio de Saavedra.
Entonces las obras del Metrobus, todas las obras que se van haciendo o por negociados o por impacto político instantáneo que se hacen sin un plan integral, están afectando gravemente nuestra ciudad. En estos espacios tan consolidados, un conjunto de medidas no integradas afectan gravemente el conjunto.

PL – ¿Terminamos pagando todos porque tenemos que hacer mega obras necesarias para moderar el impacto de lo que el mercado reguló?
 
BP – Exactamente. En este momento el Gobierno de la Ciudad está metiendo en la Legislatura la aprobación, por ejemplo de, en La Boca, donde hay un enorme terreno ferroviario que es Casa Amarilla, donde había todo un debate alrededor de no urbanizarlo y ahí se hizo un parque nativo, muy hermoso que ha sido un pulmón extraordinario para esa zona y la propuesta es cambiarle la zonificación para construir un mega estadio de Boca. En silencio, entre gallos y medianoche. Además afectaría el parque de la calle Irala. Se transformaría en el mayor estadio cubierto de toda esta zona, para 38,000 personas. Eso es zona inundable, zona de relleno. Si le agregamos toda la gigantesca intervención que se quiere hacer en la zona de la isla De Marchi donde se junta el barrio gigantesco que se quiere hacer con torres junto con el nuevo edificio que propone el gobierno Nacional. Hay algo de ceguera en todo lo que se está haciendo y de gigantesca irresponsabilidad. Es como si habría que aprobar todas las cosas a toda velocidad porque se nos pueden terminar los tiempos. Hay que recordar que ni Cristina puede ser reelecta ni Macri ni Scioli pueden ser reelectos.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Canción actual

Title

Artist

Background