Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Música Colectiva

00:00 10:00

Próximo programa


Macri y Bullrich intentan frenar fugas con más carceles

Escrito por el 6 de mayo de 2024

El jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, y la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, tuvieron un encuentro para ponerse de acuerdo en que hacer con la superpoblación de presos en comisarías y alcaidías de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
No informaron si la reunión fue por las inhumanas condiciones de detención (en lugares sin baños ni duchas, sin espacios de estar ni de esparcimiento, sin cocinas ni áreas de visita, donde se turnan para dormir) o por la numerosa cantidad de fugas en lo que va del año.
Lo cierto es que la ciudad tiene una capacidad de albergar 1.041 detenidos, pero en este momento hay mas de 2mil presos en sus instalaciones, de los cuales, un 94 por ciento corresponden a intervenciones de la Justicia Nacional o Federal.
El traspaso de detenidos está frenado por el Servicio Penitenciario Federal (SPF), por escasez de cupos para ubicarlos, falta de presupuesto y la demora y/o paralización de obras para aumentar la capacidad de los penales.
El hacinamiento, la sobrepoblación de los lugares de detención de la ciudad, y lo inadecuado de las instalaciones, han provocado 13 fugas en lo que va del 2024.
El Gobierno de la Ciudad anticipó que, para «resolver la situación urgente», van a comenzar con instalar 19 contenedores con capacidad para unos 80 presos cada uno, a los que definen como «módulos de detención», en los playones de tres comisarías, la Comisaría Comunal 12 de Saavedra, la Comisaría Comunal 15 de Chacarita, y la Comisaría Comunal 4D de Barracas,
Con esos cupos, además de tobilleras electrónicas y pedidos de extradición, buscarán bajar la sobrepoblación.
Ademas de los contenedores, el jefe de Gobierno, Jorge Macri, anuncio la construcción de la Alcaidía Central en el sur de la Ciudad, a la vera del Riachuelo, sobre la calle 27 de Febrero, y la relicitación de la obra para terminar con la Unidad Penitenciaria en la cárcel de Marcos Paz.
Ambas, anunció Macri, estarían listas para diciembre de 2025. La alcaidía le permitiría a la Ciudad sumar 300 cupos. Y el penal de Marcos Paz, mudar la cárcel de Devoto.
La Ciudad financiará la construcción de la cárcel en Marcos Paz, que será para el Servicio Penitenciario Federal, a cambio de que la Nación le libere Devoto y le seda esos terrenos al Gobierno porteño (que hoy son federales). Macri planea habilitar ahí inversiones para darle otra fachada y explotar económicamente el lugar. Aunque aún no reveló detalles de qué destino le darán finalmente, hace algún tiempo fue el anterior mandatario, Horacio Rodríguez Larreta, quien anunció para esos terrenos un negocio inmobiliario y un parque.
Mientras el traspaso de la Justicia penal de la órbita nacional a la porteña no parece ni cerca de avanzar, las soluciones a las precarias condiciones de detención en la ciudad solo suman parches y espacios transitorios que lejos están de resolver el problema.

(Foto de portada tomada por el gobierno porteño)

 

 

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *