Litio – El saqueo continuo

Escrito por el 4 de agosto de 2015

nicolas_gutman.jpgEn abril de 2014 diputados oficialistas presentaron un proyecto de ley para declarar al litio mineral estratégico. La iniciativa fue revitalizada a principio de julio de este año, y se muestra como una suerte de atajo para evitar el marco minero general. En esta entrevista, Nicolás Gutman, politólogo, economista y asesor de legisladores del Partido Solidario, explica el espíritu de la ley, se refiere a la concreción de una empresa estatal y la composición de una comisión que contaría con la presencia de un integrante de pueblos originarios afectados por las actividades mineras de extracción de este mineral. Más allá de las intensiones inclusivas, los pueblos originarios no fueron consultados a la hora de redactar este proyecto.

 

AUDIO descargar

El viernes 24 de julio en Piedra Libre, programa de La Colectiva, abordamos nuevamente el tema del litio. Esta vez con una entrevista a Nicolás Gutman, politólogo, economista, asesor de los diputados del Partido Solidario Juan Carlos Junio y Carlos Heller, e investigador del Centro Cultural de la Cooperación, que luego se repitió en el programa Enredando las mañanas de la . Ambos legisladores aliados del oficialismo, junto a otros parlamentarios, presentaron en abril de 2014 un proyecto de ley que propone declarar el litio como mineral estratégico. También impulsa la creación de una empresa estatal que se ocupe integralmente de todas las etapas referentes a la extracción y comercialización del mineral.litio.jpg

Pasados quince meses de su presentación en el parlamento, a principio de julio volvió a tomar impulso mediático luego de una presentación en el Centro Cultural de la Cooperación.

Recordemos que la actividad minera en Argentina se rige por la ley 24.196 de mayo de 1993 complementada por la 24.228 de julio del mismo año y modificaciones posteriores. Esta segunda ley no es más que la ratificación del Acuerdo Federal Minero, firmado en 1993 por todos los gobernadores o representantes asignados de todas las provincias, tuvieran actividad minera o no. Por la provincia de Santa Cruz, firmó el gobernador de aquel momento, Néstor Kirchner. La actividad  minera tuvo un desarrollo exponencial durante estos 22 años. “La Secretaría de Minería de la Nación calcula que la minería argentina superó en 2012 los 3.500  millones de dólares en inversiones directas, una cifra que muestra un crecimiento acumulado desde el 2000 de 843%”, esto es parte de un informe de 2012 de la Secretaría de Minería. Este crecimiento se da sin corregir una coma de los acuerdos a los que se arribó en 1993. Es en este marco donde nos encontramos con este proyecto e invitamos a Nicolás Gutman a que nos contara cuál es su espíritu.

“El espíritu del proyecto es de empezar a recuperar soberanía sobre nuestros recursos. Eso se hizo durante la recuperación de la petrolera que ahora es estatal, YPF, y en el caso de los minerales, que no es así, nosotros pensamos en que cambiar el código minero es una tarea titánica que hay que darla pero que va a costar y mientras tanto no podemos esperar hasta que tengamos el código minero que nosotros queremos. Entonces pensamos que la forma de demostrar que se puede recuperar soberanía sobre los recursos es armar una empresa para recuperar un recurso que nosotros creemos que es estratégico, como el litio”, explicó Gutman.

El politólogo profundizó en el marco legal donde se desarrolla la actividad minera: “Como es difícil cambiar el código minero, que lo que dice prácticamente es que hay que regalar nuestros minerales a las corporaciones extranjeras, es más el artículo 9 dice que el Estado no los puede explotar directamente y si los encontrase los tiene que entregar en el plazo de un año a algún privado, la forma de salirse de eso es declararlo un mineral estratégico y un bien público. Ahí sale de la órbita del código minero, se puede ahí pensar en la creación de la empresa estatal y explotarlo directamente. Eso fue lo que pasó también con el petróleo. El petróleo tuvo que ser declarado estratégico para salir de una competencia de otra estructura jurídica que no permitía que lo explotáramos los argentinos. Nosotros creemos que esta ley, al declararlo estratégico, tiene la posibilidad de no tropezarse con  los impedimentos de la ley (24.196). No sería necesaria para que este proyecto pueda aprobarse y que consiga la recuperación del litio. Ahora, sí estoy convencido que hay que reformar el código minero, que es probablemente una de las peores piezas jurídicas de la historia argentina, es absolutamente neoliberal y no tiene siquiera sentido común”. Y es con este código con el que las empresas del sector se la han “llevado con pala” y “se la están llevando y no dejaron en ningún momento de llevársela”, reafirmó Nicolás Gutman.

En  particular el litio se encuentra en territorios de pueblos originarios. Allí, varias comunidades de la puna argentina se agruparon en 2010 en el Colectivo Apacheta para resistir la explotación, el saqueo de sus bienes comunes y la reconfiguración de sus territorios. Respecto a la relación con las comunidades originarias, Gutman dijo lo siguiente: “Desafortunadamente las zonas con yacimientos o donde hay minerales están, en primer lugar, en lugares que son de pueblos originarios a los que nuestro país y nuestra cultura sigue sometiendo de forma realmente brutal, quitándole sus tierras y el acceso a sus tierras. También de otras comunidades, no sólo las originarias. En San Juan hay comunidades muy fuertemente afectadas, no originarias. En este caso sí, particularmente hay comunidades originarias y la verdad que la trayectoria que tuvo este proyecto de ley no permitió que los que estuvimos participando en la escritura tuviéramos la posibilidad de viajar y tener contacto efectivo con las comunidades originarias. A mí me hubiera encantado, por cierto. Pero los que trabajamos en el proyecto pensamos no solamente en incluirlos sino en incluirlos en lugares clave de la administración de esta empresa, explícitamente.  El artículo 6 del proyecto del ley crea la comisión nacional de la explotación del litio. Además de crear la empresa, Yacimientos Estatales de Litio, crea una comisión que tiene por objeto regular y fiscalizar las actividades de prospección, exploración, cateo, explotación, proceso e industrialización de minerales de litio y sus derivados. Regula y fiscaliza. El artículo 8 dice quien va a conformar la comisión nacional y dice que el Poder Ejecutivo deberá reglamentar dentro de los 90 días la conformación de la comisión para lo cual deberá tener en cuenta para su integración un representante como mínimo de cada una de las provincias con yacimientos comprobados de litio. Un representante de las universidades nacionales con sede en las provincias donde se hallasen los yacimientos de litio. Ahí integramos la pata académica, de investigación con una visión federal. Un representante de los pueblos originarios que se hallen en las provincias con yacimientos comprobados de litio. Esto es colegiado, o sea tiene un voto, no está ahí para charlar. Un representante del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Renovación Productiva, uno del Conicet y un representante de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación y uno de la Secretaría de Minería de la Nación. El delegado de los pueblos originarios tiene el mismo peso que el representante de la Secretaría de Minería”.

En el proyecto está previsto que la Comisión Nacional de Explotación del Litio tenga jurisdicción nacional pero su sede estará en Buenos Aires, lo cual implicaría que todos los integrantes del cuerpo colegiado tengan que trasladarse. Por otra parte, los funcionarios provinciales podrían ser los mismos que hoy han firmado acuerdos por 40 años con empresas privadas. Además, los científicos muchas veces operan más como agentes promotores de actividades reñidas con la defensa del medio ambiente. Teniendo en cuenta estas características de la explotación minera actual, Nicolás Gutman explicó: “Obviamente que esta ley no va a reemplazar el entramado político que existe en las provincias. Ni en Jujuy ni en Salta ni en Catamarca. Esos son entramados de poder que ninguna ley los va a sacar porque uno la escriba. Es muy interesante cuando el otro día estuvieron hablando de Susques en la radio, si no recuerdo mal el síndico de la empresa estatal de litio es el apoderado del Partido Radical. Esto atraviesa una forma de política en nuestro país que considero que se da en algunas provincias que realmente no son democracias o son democracias muy viciadas. Ese es un problema que vamos a tener en todos los aspectos de la vida en la provincia, sea el mineral, petróleo, agrotóxicos, soja, monocultivo, salud…en Abra Pampa pusieron un pueblo arriba de una mina abandonada de plomo y ocultaron que los chicos estaban con niveles de plomo en la sangre que se morían de leucemia a los 15 años. Y no lo remediaron, dejaron ahí al pueblo por varias décadas, por lo menos dos. Esta ley no va a desarticular el entramado de poder pero si lo va a dificultar mucho porque si en todos los poderes de decisión de la empresa que lo va a explotar, hay alguien del CONICET, de la Secretaría de Ambiente, de los Pueblos Originarios, no será tan fácil. En la actualidad no hay ningún contrapeso de ningún tipo”.

Con respecto a estos 15 meses desde la presentación el proyecto de ley y cómo los caracterizaría, Nicolás Gutman prefirió que esa respuesta la den los legisladores que están en el entramado legislativo.

 Durante la emisión de Enredando las mañanas de este martes 21 de julio conversamos desde Jujuy con Jorge Iglesias, abogado del Colectivo Apacheta.  Compartimos reflexiones sobre el proyecto de ley que declara al litio mineral estratégico y, con esa información como marco, nos adentramos en cuál es la situación de las comunidades del lugar ante el avance de las empresas mineras que se están llevando a gran escala este mineral.

AUDIO descargar


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Background