«La Salud Pública en Plena Pandemia»

Escrito por el 10 de julio de 2020

En esta emisión de «Son & Se Hacen» hicimos un recorrido por diferentes hospitales Municipales y donde escuchamos las voces de aquellas y aquellos que viven y sufren la y la ausencia del estado desde adentro de la pública.

 

“Hoy la terapia intensiva tienen ocupación plena con pacientes con Covid”.  Gustavo Stampone

Conversamos con Gustavo, Médico del Departamento de Emergencias del Hospital General de Agudos Parmenio Piñero, quien nos cuenta que este hospital esta designado como Código Verde, que significa que pueden re derivar pacientes con Covid-19 hacia otros hospitales de La Ciudad que presentan Código Rojo. Actualmente son cuatro las salas con pacientes que presentan Covid y la terapia intensiva tienen ocupación plena.

 

“Nos faltan enfermeras y enfermeros dentro de los hospitales”.  Héctor Ortiz

Héctor Ortiz, enfermero del Hospital General de Agudos Carlos Durand y del Hospital General de Niños Pedro de Elizalde, nos cuenta que dentro del Hospital Durand ya son 130 los pacientes internados por Covid-19 y 17 los que se encuentran en terapia intensiva con respiradores. Cerraron la terapia pediátrica (de suma importancia durante el invierno) y la terapia de adultos de patologías generales, para poder ampliar la terapia de Covid. Lo que se espera para julio y agosto es aún más difícil. Si bien, luego de la presión que ejercieron los y las trabajadoras, compraron más respiradores y aumentaron la cantidad de insumos (de dudosa calidad ya que no fueron controlados por ANMAT), estos siguen siendo insuficientes debido al incremento de pacientes. Pero la mayor dificultad que hoy tiene el Hospital es la falta de recursos humanos de enfermería, uno de los sectores más maltratados por las autoridades del Hospital y por el Gobierno de la Ciudad. Además del maltrato previo que reciben por la falta de reconocimiento en la carrera profesional, es el sector de enfermería el que hoy está más expuesto a los contagios. Son muchos y muchas las enfermeras y enfermeros contagiados y aislados en diferentes hospitales, algunos en estado muy grave. La falta de personal de enfermería es tan grande que durante el fin de semana la terapia solo tenía 3 enfermeras para 16 pacientes con respirador. Las condiciones son tan precarias dentro del hospital Durand, el riesgo de contagio tan alto y sus sueldos tan bajos que muchos enfermeros terminan renunciando.

En el Hospital Pedro de Elizalde pasa exactamente lo mismo en cuanto a insumos y personal. En este caso son 60 los y las niñas internadas junto a sus madres y padres también contagiados con Covid-19. No hay ningún tipo de control de las empresas tercerizadas de limpieza y cocina, quienes también presentan Covid. Ya son 10 los de cocina, que reparten los alimentos en el hospital, infectados en Casa Cuna.

 

“¿Por qué se escatima en hisopar al personal de salud cuando son los más expuestos junto a los vulnerables?” Laura Rojas

 Estuvimos charlando con Laura Rojas Lic. en Enfermería que además de trabajar en un lugar privado, también lo hace en el Hospital El Cruce – Néstor Kirchner y en un Hospital solo creado para pacientes con Covid. Entre otras cosas, nos cuenta que, al igual que muchas otras enfermeras, necesita trabajar en varios lugares para subsistir. También que al inicio hubo una gran subestimación del Covid-19 y las condiciones no eran las adecuadas, como se mostraba en los masivos de comunicación, lo que implicaba que el sector de enfermería armara protocolos, brindará información e iniciará una pelea con los servicios de infectologia de los diferentes trabajos para adquirir el material adecuado. También nos expresa que a pesar de ser el sector más expuesto, el que más mete el cuerpo y más contacto cercano tiene con los pacientes, hay mucha falta de reconocimiento del trabajo profesional de las y los enfermeros y del alto nivel de profesionalismo que poseen para estar en una terapia intensiva con Covid. Nos cuenta lo difícil que es ser enfermera y enfermero en pandemia: trasladarse a sus casas y trabajos (ya que en ocasiones no los quieren trasladar en trasporte público), el miedo terrible y constante de contagiar a sus familias y la dificultad de contener a sus pacientes, ya que es muy poco el tiempo que están en contacto con ellos. Al inicio tenian que tener muchos síntomas para ser un posible infectado de Covid, lo que implicó una gran exposición para los y las trabajadoras de la salud. Hoy sufren la preocupación y la angustia de tener una compañera con covid en estado grave y otra del servicio recientemente contagiada. El porcentaje de pacientes de terapia intensiva que se recupera es muy poco. Hace 20 días que los servicios de salud tanto públicos como privados tienen el 80% de las camas ocupadas. Los barbijos quirúrgicos son de mala calidad y los tienen que cuidar mucho, ya que depende de la institución cuanto tiempo lo tengan que usar, porque no se renuevan con facilidad. Dice: “Tenes que pelear para poder cuidarte, pelear por insumos y cuidarlos vos mismo”. Manifiesta que desde el inicio se le viene pidiendo al sistema de salud hisopados para el personal, pero para lograr un hisopado tenes que tener muchísimos síntomas, sino no los hacen. Por otro lado no existen los mismos criterios en CABA y Provincia para volver a trabajar después de un hisopado. Por ultimo Laura pide de forma explícita que la sociedad tome conciencia de la importancia de cuidarnos entre todos, de respetar el aislamiento obligatorio para evitar contagios y de ayudarlos a ellos a poder seguir cuidándonos.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Background