La comunidad del Yrurtia impidió la división del nuevo edificio de la escuela de arte

Escrito por el 3 de marzo de 2020

 

En la mañana de ayer, decenas de , padres y alumnos y alumnas del colegio Rogelio Yrurtia impidieron que representantes legales del ministerio de entregaran parte del edificio a la dirección de la recién constituida escuela primaria N°23 del Distrito Escolar 13.

Con firme actitud se opusieron a los argumentos de los funcionarios y propusieron una reunión de autoridades del ministerio con la comunidad. Este año, alrededor de 100 chicas y chicos aprobaron el ingreso a la escuela pero no tuvieron vacantes porque no se le entregaron la totalidad de las aulas a la dirección del Yrurtia.

 

En un debate por momentos caliente, autoridades de la escuela de arte Rogelio Yrurtia, docentes, familias, rechazaron en la mañana de ayer la posibilidad de que se reparta el edificio con una escuela primaria. Esgrimieron una precautelar confirmada en un extenso fallo del juez en lo Contencioso Administrativo Francisco Ferrer del 27 de diciembre de 2019 y rechazaron por considerarla falaz y antojadiza, la interpretación de la precautelar de los abogados del ministerio presentes.

Crearon en forma express una escuela primaria en el distrito

 

Mientras las familias esperaban la llegada de las autoridades por la puerta de Avda. JB Alberdi 4139, integrantes del equipo legal del ministerio de Educación porteño ingresaron al edificio por la puerta de Cajaravilla 4158, acompañados de las autoridades recientemente designadas para la escuela, también recientemente creada, N°23.  Primero crearon la escuela a la que le asignaron como dirección “Cajaraville y Fernández” y luego, el viernes 28 de febrero, habilitaron un acto público en el Distrito 13 para designar autoridades y docentes, aclarando que durante 2020 la escuela sólo contará con primer grado. Inmediatamente asignaron 20 vacantes. En el acto público sólo el equipo de conducción tomó los cargos, los maestros se negaron a tomarlos, en conocimiento de los reclamos de la comunidad del Yrurtia.

Así las cosas, cuando el designado equipo de dirección de la escuela primaria ingresó con los asesores legales del ministerio, se encontraron con una cantidad importante y representativa de la comunidad del Yrurtia que les ponía en conocimiento de la situación rápidamente.

En todo momento, quienes hicieron uso de la palabra evitaron la confrontación con con las docentes, así como con alguno de los padres que traían a sus hijos o hijas por primera vez a la escuela. No obstante, hubo momentos en los que, desde la comunidad del Yrurtia denunciaron la intención de las autoridades de educación de generar un conflicto enfrentando necesidades que el gobierno debiera satisfacer con otra respuesta edilicia. Al respecto la directora designada para la escuela N°23 manifestó que “Yo no me quiero enfrentar con nadie, trabajo desde hace 31 años en educación de la ciudad, tengo una trayectoria en la escuela pública desde el jardín de infantes hasta la universidad donde me recibí”. Las voces desde las familias no se hicieron esperar “Entonces tenés que saber que nuestros hijos están compartiendo cursos porque no les habilitan las aulas”.

 

Agustín

Con su nombre de pila se presentó el Dr. Agustín Luzzy ante el requerimiento de familiares y docentes de la comunidad.

Agustín Luzzy es funcionario de la Ciudad de Buenos Aires desde hace algo más de 8 años. Ingresó como abogado  de la Dirección General de Gestión de Políticas y Programas CDNNyA en enero de  2012. Un mes después ya ocupaba un cargo en el Ministerio de Educación en la Dirección General de Estrategias para la Educabilidad. Desde hace 3 años es Gerente Operativo de Asuntos Jurídicos del mismo ministerio.

Fue Luzzy quien ensayó una interpretación limitada del fallo del juez Francisco Ferrer que provocó irritación generalizada. Afirmó que el juez preservaba con su precautelar los espacios que el gobierno ya habilitó para el funcionamiento de la escuela.

En su fallo del 27 de diciembre, El Dr. Ferrer repasa las actuaciones desde que se presentó el amparo colectivo una año antes. Destaca, entre otras cosas que el gobierno de la CABA

por Resolución n°1125/MEGC/13 “llamó a Licitación Pública N° 207-SIGAF- 13 para llevar a cabo

trabajos de obra nueva en el edificio de la Escuela de Bellas Artes N° 14, Distrito Escolar N° 13, sita en Av. Juan Bautista Alberdi N° 4139/43/45/47 y Cajaravilla N.º 4158/64/68/74/78/80, Ciudad de Buenos Aires”. Remarca así que desde el origen y luego en el desarrollo mismo de la obra, la intención manifiesta del ejecutivo fue la de construir un edificio para el funcionamiento del Yrurtia. No fue sino después de construido que intentó trasladar allí a la escuela de Cerámica N°1.

El Dr. Ferrer destaca también la morosidad de parte del gobierno de la ciudad en presentar la abundante documentación requerida para poder evaluar y fallar en relación al amparo solicitado e impone a la ministra, Licenciada Soledad Acuña, una multa diaria de $2.000, medida que el ministerio a su cargo apeló.

Ante la falta de respuestas del ejecutivo es que el juez ordena la precautelar de finales de 2019 en la que señala: “…corresponde ordenar al GCBA que se abstenga de adoptar decisiones que afecten el uso del edificio de la Avenida Juan Bautista Alberdi 4139 y Cajaravilla 4158 que se encuentra actualmente asignado a la ESCUELA SUPERIOR DE  EDUCACIÓN ARTÍSTICA EN ARTES VISUALES “ROGELIO YRURTIA ”. La medida aquí dispuesta conservará su vigencia hasta tanto se resuelva sobre la medida cautelar peticionada por la actora, para lo cual, el GCBA deberá cumplir de manera clara, completa y precisa con las siguientes requisitorias que fueron oportunamente ordenadas:”, y reitera en el fallo la documentación pedida y no aportada.

Resulta por lo menos difícil de entender que el Gerente Operativo de Asuntos Jurídicos del ministerio no esté al tanto del fallo del juez Ferrer.

 

Patear para afuera y elegir los interlocutores

 

Los teléfonos de los funcionarios presentes estuvieron al rojo. En la medida que la comunidad arrinconaba con argumentos que iban desde lo estructural del edificio hasta lo pedagógico, consultaban una salida con funcionarios que pudieran brindarla. Y la opción les llegó vía reunión con las autoridades del Yrurtia, ayer mismo, a las 11:00, en la sede del ministerio de Educación e Innovación.

La propuesta fue rechazada a viva voz: “No aprieten más a las autoridades del Rogelio Yrurtia, que con bastante dignidad vienen sosteniendo una pelea desde hace muchos años”. Los presentes exigieron que la reunión se realice en la escuela y no con representantes legales sino con autoridades responsables de las políticas educativas.

No obstante el director de la escuela puso una vez más el cuerpo. Hugo Maldonado afirmó que; “Acabo de comunicarme con una asesora directa para solicitarle que esa reunión prevista en la Villa a las 11:00 sea suspendida, dada la situación institucional que no tiene en cuenta la cautelar vigente. Esa reunión va a tener que ser con la comunidad y en este lugar” Ante la propuesta de diálogo de los funcionarios presentes, Maldonado respondió “Si me tienen que decir algo de la reunión, que sea con quien tiene que ser y no con un delegado de legales. Ese no es el espíritu del Yrurtia. Vamos a tener que hablar directamente con las personas responsables, que no se han hecho cargo en el día de hoy,  para poner en confrontación una escuela primaria diciendo que hay una necesidad, cuando no la hay en el Distrito 13. A nosotros nos cercenaron 100 vacantes, sin embargo para el presupuesto educativo de una primaria existe. Eso no lo podemos admitir desde la , desde las luchas”

Por último convocó a los presentes a mantenerse firmes para que la escuela siga adelante.

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Background