Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Música Colectiva

15:00 19:00

Próximo programa

En mas de un bar

19:00 20:00


Grito global contra el «abuso sexual” en la plaza de dos Congresos

Escrito por el 25 de noviembre de 2022

En acompañando la premisa “les niñes no mienten” y bajo el lema “Yo sí te creo, Nosotres te creemos», se realizó el viernes 18 en la plaza de los dos Congresos, la actividad por  el Día internacional de contra el abuso sexual infantil , con un grito global “Salimos a las calles en cada territorio a denunciar que este delito, silencioso e invisibilizado, tiene consecuencias equiparables a la tortura y que el Estado y  la Justicia son responsables”.

 

El 19 de noviembre es el Día internacional de contra el abuso sexual infantil. Madres protectoras, familiares de víctimas, militantes feministas, trabajadores de los programas y dispositivos estatales, promotoras de salud y trabajadoras de la educación convocaron  a un «Grito Global contra el abuso sexual en las infancias» en diferentes ciudades del país.

«Durante la jornada en la Plaza de Los dos Congresos, se realizó obras de para niños, espacios de ESI, ferias autogestivas. También hubo una radio  abierta donde especialistas contaron  los que sufren con el backlash. Las  madres protectoras realizaron una asamblea donde reflejaron  sus luchas y como está la situación de los casos de sus hijos. Victoria Acevedo sobreviviente  explicó del Colectivo Yo sí Te Creo “por  primera vez esta asamblea nos permitirá pensar entre todes las estrategias que sirvan y poder seguir presentes en la lucha. Además para nosotres es muy importante que en este 19 de noviembre digamos Yo si te creo/Nosotres te creemos y que sea una bandera política que levantemos en todo el territorio”.

Este encuentro se realiza por décima vez en forma consecutiva es organizado por mamás/xadres protectorxs, sobrevivientes de abuso sexual en la niñez, organizaciones feministas, transfeministas, de derechos humanos, educadoras populares, promotoras de género, trabajadoras de programas y dispositivos estatales, el “Grito global contra el abuso sexual” se hace para “poner fin al sistemático descreimiento y revictimización de quienes padecen el abuso sexual en la o adolescencia

Algunos datos, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se estima que 1 de cada 5 niñas y 1 de cada 13 niños sufren o han sufrido abuso sexual. Por su parte, el Informe mundial de la infancia de UNICEF (2014) señala que, una de cada diez personas adultas, sufrieron abuso sexual en su infancia.

Las acciones tienen como lema central: “Las niñeces no mienten”, en un llamado a romper con el silencio y la complicidad adultocéntrica entre abusadores. En el documento que se leyó, se reclaman “políticas públicas para la prevención, detección temprana y abordaje integral de las situaciones de abuso”.

Asimismo reclamaron capacitación docente en abuso sexual para que sea un contenido de la Educación Sexual Integral (ESI), que se aplique de manera real en todas las escuelas, incorporación de un capítulo sobre abuso sexual en las capacitaciones de la Ley Micaela e implementación efectiva de la ley 27.610 de interrupción voluntaria del embarazo porque “son niñas, no madres”. Esta frase apela a la cantidad de embarazos forzados en niñas de 10 a 14 años producto de abuso sexual intrafamiliar.

También exigieron el cese inmediato de la criminalización y patologización a madres/xadres protectorxs y la persecución a les profesionales que acompañan. Los otros dos puntos clave de la convocatoria fueron el “juicio y castigo a los curas y pastores abusadores” y respuesta del poder judicial, incluido patrocinio jurídico y querellas gratuitas para los casos de abuso sexual.

Las organizadoras citaron las cifras dadas a conocer por el ex juez federal Carlos Rozanski quien señala que “de cada 1000 situaciones de abuso, 100 son denunciadas penalmente, 10 llegan a juicio y tan sólo 1 queda esclarecida y con sentencia firme”. Esto lleva a que en muchos casos un niñe abusade vuelva a ser vinculado con ese progenitor abusador, por falta de condena.

  

Finalmente, visibilizaron el “chineo” como una forma de abuso sexual colonial que persiste hasta la actualidad: se llama así al acto de violar a niñas indígenas y campesinas por parte de “criollos blancos” y sostienen “Ni la ni las cuerpas son territorio de conquista”.

 

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *