Si duele no es amor

Escrito por el 16 de febrero de 2021

La Plaza de Villa del Parque fue el escenario para una actividad de visibilización y reflexión sobre los noviazgos violentos. De cara al día de los enamorados se repartió folletería de la Dirección General de la y se reforzó el vínculo con el 144 con vecinas y vecinos bajo la consigna “El amor no duele, sino es otra cosa”. La actividad estuvo impregnada por el dolor y el pedido de justicia por el asesinato de Úrsula. Compartimos opiniones de funcionarias y activistas que transitan el barrio aportando herramientas contra la violencia de género

“Felices para siempre” es quizá una de las frases más usadas en cuentos infantiles de príncipes y princesas. Es una de las aspiraciones del amor romántico, una suerte de meta a alcanzar. También se ha convertido en las últimas décadas en una de las frases más deconstruidas. Hay docenas de interesantes artículos, ensayos, cuentos de antiprincesas y hasta memes contrastando la expectativa que impregna culturalmente el felices para siempre con lo que realmente puede ocurrir. No obstante, la frase, junto a un pesado paquete de símbolos románticos, continúa impregnando nuestro patrimonio cultural.


Y reflexionar sobre el amor romántico ha sido este año el eje de la campaña que promueve la Dirección General de la Mujer en la CABA. El viernes 12 de febrero, anticipándose al Día de los enamorados, en plazas de las 15 comunas se realizaron acciones para reflexionar sobre el amor romántico como práctica, como construcción cultural.

En la Comuna 11, la Licenciada Adriana Rinaldi, responsable del área, fue quien coordinó la actividad que se desarrolló en la Plaza Aristóbulo del Valle, corazón de Villa del Parque. Anticipándose a los bombones o las flores, desde las 16:00, con distanciamiento social y demás cuidados pandémicos, repartieron folletería de la Dirección en la que se destacan las herramientas que tiene la ciudad para la atención y acompañamiento de en situación de violencia de género. Esta actividad lleva algunos años realizándose en la sede comunal y este año en particular se vio atravesada por el asesinato en Rojas de Úrsula Bahillo a manos del policía Matías Ezequiel Martínez. Una grosera, dolorosa muestra del frecuente comportamiento de instituciones del Estado atravesadas por una ideología patriarcal.
El único varón presente de la comuna fue su actual presidente, Nicolás Mainieri. En diálogo con Hormigas y Cigarras destacó el apoyo institucional a la actividad, así como a todas las herramientas con las que cuenta la Ciudad. Reconoció también, la necesidad de mejorar esas herramientas: “El Estado tiene que mejorar y tiene que llegar más rápido, sino pasa como pasó con Úrsula que estaba todo para que pase eso y el Estado a veces llega tarde. O sea que desde ese lugar tomarlo para mejorar y obviamente desde la comuna tomar todas estas iniciativas”
Durante la hora en que se desarrolló la actividad se distribuyeron los folletos de la Dirección General de la Mujer y se aprovechó para dialogar con vecinas del barrio.

 

Una vez finalizada la actividad, se generó una ronda en la que participaron integrantes de la Comisión de Género de la comuna, Adriana Rinaldi y la Jefa del Área descentralizada de mujeres en Comunas, Marta Guzmán.
Respecto a la actividad, Guzmán señaló: “Es una acción que tiende a visibilizar el amor romántico. Y me dirán ¿no es bueno el amor romántico? Es maravilloso. Si da, es maravilloso, pero ¿que nos ocurre? Aprendimos a lo largo de la que todas estas prácticas, hábitos son construcciones culturales, que también esas construcciones ponen en un sentido de desigualdad a mujeres y a varones. Y cuando decimos desigualdad decimos sometimiento a las mujeres porque refuerzan conductas y hábitos patriarcales de pensar que es mía o de nadie, es mía hasta la muerte. Y las mujeres piensan “mi amor todo lo puede, yo a él lo cambio, mi amor lo cambia”. Y la verdad es que aprendimos con dolor y con víctimas, que esto no es así. Esto lo fuimos viendo a lo largo de la historia, lo pusimos en contexto y hoy vivimos un flagelo que como sociedad nos duele. Que nos posicionamos y decimos hasta acá llegamos y hoy, una de las últimas víctimas es Úrsula”.

Úrsula estuvo presente durante la tarde en manos de quienes activaron el acto. Su foto impresa en carteles improvisados, urgentes, reclamaba la justicia que no tuvo porque se topo con “una cantidad de impericias e incapacidades de las instituciones, tanto de la policía como de la justicia que pronto tienen que ser revisadas (…) Sabemos que dentro del ámbito de la justicia y del ámbito de la policía existen prácticas corporativas, violentas, a veces cómplices y muy machistas”, señaló Guzmán.

Deconstrucciones

En la ronda circuló la palabra y respecto a la necesaria deconstrucción de estas prácticas “románticas” de sometimiento, la terapeuta, activista feminista, Soldías Roa apuntó a los varones: “La forma de deconstruirse es poniéndose en el lugar de las mujeres, porque todos tienen madre, hermana, una esposa y reconocer literalmente que los hombres viven en un lugar cultural de comodidad y es el tiempo de que puedan salir a la calle. No a acompañarnos solamente, sino a tener una comunicación entre los hombres mismos para charlar estos temas. (…)Desde mi punto de vista los hombres tendrían que reunirse, más allá de querer acompañarnos para, entre hombres, poder tomar conciencia y poder hablar de estos temas que les afectan a sus hijas, a sus nietas…en todo. En lo que se lee, en lo que se escucha. Muchas cosas hay para debatir y deconstruirse”.

Miranda Correa fue la más joven de las presentes. Forma parte de la Casa Ciudadana Arturo Jauretche y estudia Ciencias Políticas en la UBA. Señaló que “Tengo 20 años, el caso de Úrsula nos interpela en forma muy particular. Los noviazgos violentos son algo que nos toca muy de cerca. Siempre tenemos alguna experiencia de alguna amiga, alguna familiar que está en un entorno que no la favorece en el sentido de que no es amor, que pensamos en esta construcción que tenemos de amor romántico, que “el amor lo puede todo, yo lo voy a cambiar, es algo pasajero”, y no es así. Son construcciones de toda la vida, son generaciones y generaciones. Los cambios generacionales son notorios, las redes sociales influyen mucho en esto. Ya no es “te controlo si salís”, ahora es ver con quien hablás, quien te manda un mensaje, donde pusiste un “me gusta”. La verdad es que te controlan hasta en lugares más privados y es algo que tenemos que deconstruir todos y los varones tienen que tener un rol muy activo en esto. Y me parece que nuestro rol, en ese sentido, como mujeres es acompañar su deconstrucción. Nosotras tenemos ahora el rol de pensarnos a nosotras y de como nos paramos frente a alguien que no se mueve de sus privilegios. Me parece que ahora el rol es de ellos de replantearse sus privilegios y ver como repiensan sus relaciones con las mujeres sean madres, hermanas, hijas, amigas, novias, etc.”

Banco Rojo

Claudia Risso también es parte de la Casa Ciudadana Arturo Jauretche. Aportó el reclamo de un Banco Rojo para la plaza. “Pedimos a la Comuna el Banco Rojo. Se trata de un proyecto a nivel mundial que tiene que ver con la concientización, con la reflexión sobre los femicidios y sobre la violencia de género. Es para nosotros muy importante que ese Banco Rojo esté en la Plaza Aristóbulo del Valle, porque nosotras que hacemos un trabajo territorial, de base, necesitamos que se visibilice. Que la gente pase por la plaza y vea el Banco Rojo. Que la gente tome conciencia que la violencia de género no es un asunto privado, que es una violación a los derechos humanos, por eso necesitamos todos los apoyos para que ese Banco Rojo esté en la comuna y esté en la plaza” Risso afirma que no han tenido respuesta de la Junta Comunal a los reiterados pedidos de la instalación de un Banco Rojo.
HyC

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Canción actual

Título

Artista

Background