«Especial: 100 años de Radio» Ignacio Nesprias

Escrito por el 29 de agosto de 2020

#Son & Se Hacen en Cuarentena

 

En Son & Se Hacen tuvimos la participación de Ignacio Nesprias, compañero de La Colectiva que entre otros temas nos trajo un resumen histórico sobre el impacto que tuvo la ley de en las radios comunitarias desde sus inicios hasta hoy.

Desde la sanción de la llamada Ley de Medios, la ley 26.522 del año 2009, se han producido una serie de modificaciones en la gestión y del sistema de medios, y del espectro radio eléctrico en particular.
En lo que respecta a la radio propiamente dicha estos cambios se concentraron, entre otras cosas, en el número de licencias de un mismo licenciatario, estableciendo limites que confirmaron una situación de hecho.
Pero no es este el principal cambio, sino el que habilita a nuevos actores a la titularidad de frecuencias. Puntualmente la ley estableció una gestión del espectro en tercios dando lugar, además del sector comercial y estatal, al sector sin fines de lucro.
Este tercio. el famoso 33%, le dio lugar a un actor sumamente importante, que estaba invisibilizado o camuflado en otras figuras legales. Dentro del sector sin fines de lucro, si bien existen televisoras y productoras de señales, la radio es el medio con mayor penetración. Y si bien en estos 11 años los avances han sido un tanto lentos, con idas y venidas, se puede plantear que el reconocimiento de este sector posibilitó el otorgamiento de licencias a medios con muchos años al aire y algunos nuevos.
Asimismo, posibilitó el acceso a recursos públicos mediante planes de fomento, de nuevo, no con la amplitud que la misma ley estableció, pero por lo menos en cierta medida. Estos planes de fomento son muestra de una política pública que busca equilibrar la balanza y multiplicar las voces. Con las diferentes gestiones el cumplimiento de los FOMECA ha sido dispar, al punto que al día de la fecha, se están recién ejecutando concursos de años anteriores, y los montos economices están lejos de ser satisfactorios, sin actualización por inflación y sin alcanzar los valores que la misma ley establece.
Lejos se está de cubrir el 33% prometido, pero se han logrado importantes triunfos en la oficialización de medio centenar de licencias. Restan en este aspecto la apertura de concursos, sobre todo en las zonas de alta concentración de población, llamadas zonas de conflicto.
Independientemente del aspecto legal que posibilito la discusión y sanción de la ley, vale resaltar que lo que si quedo en evidencia es la existencia de un sector donde la comunicación no es una mercancía sino el ejercicio de un derecho humano esencial, el derecho a la comunicación.
Junto a eso se evidenció que no existen medios independientes, sino que cada uno se para desde un lugar a defender sus intereses, sean comerciales o de clase. Y en función de esos intereses es cómo administran la información generando desinformación, falsas y promoviendo sentidos comunes no tan comunes.
Desde la sanción a hoy han surgido muchos cambios, tanto tecnológicos como sociales, que enfrentan a la radio a nuevos desafíos, aún mayores que la obtención de una frecuencia donde emitir. Las audiencias han mutado, se han transformados, los consumos radiofónicos han cambiado, ya no se escucha la radio linealmente, ya no se la escucha por aire. El crecimiento de internet de alta velocidad junto a la multiplicación dispositivos móviles, la difusión de las redes sociales, la circulación de audios y videos de manera masiva, los nuevos formatos como el podcast presentan los nuevos desafíos. Ya la audiencia no es solo el alcance del transmisor, sino que es global.
En estos 100 años la radio ha sido declarada muerta varias veces, pero ahí esta, en mejores condiciones y con la fuerza para afrontar los nuevos desafíos y salir victoriosa nuevamente.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Background