El (des)trato hacia las mujeres en los ámbitos judiciales

Escrito por el 4 de diciembre de 2010

 A partir de una presentación de la Colectiva Feminista La Revuelta, la fiscalía del Tribunal Superior de Justicia estudia reabrir el Centro de Atención a la Víctima en dependencias del Ministerio Público Fiscal.
El acceso efectivo de las mujeres al servicio de justicia es aún hoy una deuda pendiente que deben saldar funcionarios y funcionarias, operadores, magistrados y magistradas del Poder Judicial neuquino. Así lo revela el documento que presentó La Revuelta-junto a Sin Cautivas y Cooperativa 8300- al Jefe de Fiscales, Alberto Tribug, a raíz de un caso que llegó al servicio de asesoramiento legal, Socorro Violeta.
Una joven que fue violentada por dos hombres en la vía pública el pasado 10 de noviembre radicó una denuncia en la fiscalía de Entradas, ubicada en Antártida Argentina 352 de la ciudad de Neuquén. Quien le tomó la declaración fue un empleado que no sólo omitió preguntar por algunos puntos clave, sino que cometió una serie de re-victimizaciones en torno a lo sucedido.
“El agente que tomó la denuncia: desalentó a la víctima en su testimonio; la culpabilizó por no ser capaz de esgrimir el móvil del ataque que sufriera (cuando a todas luces el ataque sexual aparecía como una posibilidad concreta que él mismo sospechó al indagar acerca de la vestimenta de la joven); se detuvo a interrogar desde prejuicios sexistas al preguntar por ejemplo sobre la ropa que llevaba puesta, como si eso pudiera ser motivo de disculpa para los atacantes; hizo recomendaciones que contribuyeron a alentar el miedo y el terror, como ser que no vaya a trabajar por unos días; no garantizó un ámbito adecuado de privacidad y escucha atenta que estimulara a la joven-mujer a recuperar confianza en sí misma y en su decisión de denunciar;restó importancia a un hecho que podría estar relacionado con situaciones de prostitución y trata de personas. Esto es sumamente preocupante, ya que en el término de cinco días consecutivos nosotras tomamos conocimiento de cuatro casos de similares características en la zona”, aseguran en el documento.
 
El expediente fue remitido a la fiscalía la Nº2 que estaba de turno y archivado automáticamente, pese a que en la declaración es notoria la impericia del agente. En este contexto, las organizaciones firmantes le solicitaron una reunión a Tribug para plantearle el caso y proponerle una serie de acciones tendientes a mejorar la atención al momento de tramitar una denuncia, por ejemplo que se “convoque una comisión de expertas en perspectiva de género para la elaboración de un decálogo de procedimientos al que deban atenerse las y los agentes, que el mismo sea expuesto públicamente y entregado a la persona que va a denunciar antes de efectuar la denuncia”.
El Jefe de Fiscales se comprometió a gestionar ante la subsecretaría provincial de Justicia y Derechos Humanos y el Tribunal Superior de Justicia la re-apertura del Centro de Atención a la Víctima dentro de la fiscalía de Entradas para que el personal especializado pueda acompañar a quienes realicen denuncias. En cuanto a la causa fue desarchivada con el fin de profundizar la investigación.
 

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Background