Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Música Colectiva

12:05 13:59

Próximo programa

Somos una banda

14:00 14:59


Chimera Arte

Escrito por el 6 de junio de 2024

Chimera Arte, ubicado en  Tres Arroyos 402 en el barrio porteño de Villa Crespo, es más que un espacio, irradia amor y encuentro. Es una esquina que aloja, contiene y llena de charlas, identidad y calidez al barrio. En el programa informativo «Son & Se Hacen» de Radio la colectiva charlamos con Julio, Carlos y Susana integrantes de este hermoso espacio cultural que tiene la ciudad de Buenos Aires. Nos cuentan: «Chimera es una esquinita con bastante verde, con libros, café, música, muestras y gente copada». Hoy funcionan muchos talleres fijos y llegan constantemente  propuestas nuevas.

(Foto tomada de la red social Instagram de Chimera Arte)


Julio Colantoni (artista plástico) dice que Chimera surge como un proyecto de vida. Junto a su compañera Soledad Dumon (música) comienzan a buscar en enero del 2018 un espacio cultural donde poder desarrollar su propio arte y en septiembre del mismo año encuentran el lugar mágico en el barrio. Con ese espíritu, se concretiza la idea que nace con la intención de habilitar un espacio para otras y otros, donde el compartir con los demás es el criterio social. Cuenta: «Empezamos con propuestas nuestras y después se fueron acercando propuestas musicales, actuaciones, cine. Es lindo, porque uno puede imaginar cosas, pero después es como una planta. Vos tenés un potus, y más o menos sabes que puede pasar con ese potus, pero de repente el potus puede crecer de golpe, hay como un tiempo que le es propio».
Chimera crece y florece como la naturaleza, a un ritmo único y con su propia esencia. Julio dice, por ejemplo, que de repente alguien se acerca y realiza un ciclo de cine durante un año y medio todos los martes. Hoy hay un ciclo de flamenco, un ciclo de cine documental, muchos libros donados por los y las vecinas y de esa forma a su propio pulso Chimera se construye día a día.

(Foto tomada por La Colectiva Radio)

El espacio además de todas las actividades diarias, tiene el funcionamiento de biblioteca, alcanzando hoy 200 fichas con personas agendadas. Julio relata que siempre se invitó a que los vecinos se acerquen a charlas. La vereda es parte de Chimera y hace puente a la posibilidad de conocernos. Si bien siempre el lugar estuvo abierto para el encuentro, hoy la «Cafetería» permite, que se terminen de soltar las limitaciones, y todos y todas se sientan más habilitados a pasar.

(Foto tomada de la red social Instagram de Chimera Arte)

El Centro Cultural convoca a todas las edades y a todas las ganas que tenga el barrio.
Julio agrega: «Cuando llegamos la esquina era gris, pero gris literalmente, no una metáfora. La cortina, la vereda, no había nada, absolutamente nada. Era el baño público de los perros. Cuando llegamos nosotres fue una alegría para muchísima gente. Pusimos un banco en el árbol y la gente mayor nos agradecía que tenía un banco para descansar y después seguir». Chimera desde el vamos nos invitó y nos invita a quedarnos. La casita de los libros, como biblioteca al paso, fue siempre una invitación a acercarnos, referenciarnos y descubrirnos.
Nos cuenta que los días sábados de 10 a 17 horas, hay un proyecto hermoso con migrantes franceses, donde se organizan charlas entre diferentes familias de la comunidad, en especial con niños y niñas que solo hablan el idioma con sus padres y madres. Julio dice: «Los sábados Chimera es Francia». Desde que llegas hasta que te vas se habla en francés.

(Foto tomada de la red social Instagram de Chimera Arte)

Cuentan con un espectáculo de Flamenco todos los terceros sábados del mes, donde hay que reservar la entrada para poder participar. Si bien hay talleres fijos, hay otros temporales como guitarra, inglés, piano.
En relación al nombre del espacio dice: «Chimera es un sueño, una utopía, un ideal. Es algo loco, es algo que no existe, pero existe. En la mitología griega es un bicho feo, es como un león con dos cabezas y cola de víbora. En nuestro caso es un ñandú, un yacaré y un puma».
Susana nos cuenta sobre el taller de los martes y dice que los cuentos son la más bella excusa para charlar. Que no se trata de un taller literario, sino de rescatar las conversaciones e historias entre los y las vecinas. Esto revive la identidad colectiva del barrio y fortalece los vínculos sociales.
Por su parte Carlos, nos cuenta que Chimera también festeja el carnaval. Dice: «Jugamos con agua, invitamos a los vecinos a que vengan con sus hijos a jugar al carnaval, como cuando eramos chico».
Sin dudas Chimera convoca, reúne, tienta, festeja y nos abraza con cada movimiento barrial.

Talleres Fijos:
Lunes: Canto grupal y ritmo corporal, con Macarena.
Martes: Lectura y charlas con Susana y plástica para chicos, con Julio
Miércoles: Canto individual, flamenco y yoga.
Jueves: Dibujo para adultos.
Viernes: chi kung, con Mónica. 

Escuchá la entrevista completa 

(Foto de portada de la red social Facebook)


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *