“Justicia lenta no es justicia” Entrevista a Sonia Ivanoff

Escrito por el 26 de agosto de 2020

El 26 de diciembre de 2007 fueron derramados 300 metros cúbicos de hidrocarburos en Caleta Córdova, localidad en las afueras de Comodoro Rivadavía (Chubut), cuando el buque petrolero Arturo Illia, de Antares Naviera, realizaba operaciones de descarga de lastre y carga de crudo en la monoboya de la empresa Termap. El derrame fue ocultado por los responsables en un primer momento y luego, nuevamente ocultado detrás de las indemnizaciones. Tras 13 años, el 11 de agosto comenzó el juicio contra los responsables. Esta es la primera vez desde que se encontró petroleo en la zona de Comodoro Rivadavía, que se realiza un juicio por daño ambiental. En De Hormigas y Cigarras nos comunicamos con Sonia Ivanoff, abogada de Mirta Calvo, una de las damnificadas. Calvo a quedado como única querellante en esta causa: “Cabe aclarar que cuando se produce un siniestro de esta manera, se activa un seguro compensatorio y muchos vecinos que eran actores civiles o que eran querellantes, se los obligó de alguna manera a desistir judicialmente de continuar las causas si cobraban este seguro”, explicó Ivanoff. Así se llegó, señaló la abogada, a esta situación en la que hay una sola querellante. Incluso el Estado provincial y el Estado municipal de Comodoro, cobraron las indemnizaciones y se retiraron de la demanda.

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Background