Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Música Colectiva

14:00 15:00

Próximo programa

KAY PACHA

15:30 16:00


Tres policías fueron condenados a perpetua por el crimen de Lucas González

Escrito por el 12 de julio de 2023

Gabriel Isassi, Fabián López y Juan José Nieva, oficiales de brigada 6 de la Comuna 4, que participaron del operativo en el que fue baleado Lucas González, fueron quienes recibieron la pena máxima por homicidio quintuplemente agravado. El TOC N°25 condenó a otros seis policías,  absolvió a cinco y ordenó investigar la actuación del jefe de la Policía de la Ciudad, Gabriel Berard, y del subjefe, Oscar Cejas, en el marco de la causa. Además el Tribunal lo considero un acto de violencia institucional

 

En el mediodía de ayer, el Tribunal Oral Criminal N°25, integrado por los jueces Hugo Navarro y Marcelo Bartumeu y la jueza  Ana Dieta de Herrero condenó a Gabriel Isassi, Fabián López y Juan José Nieva a la pena de reclusión perpetua al hallarlos culpables como  coautores del homicidio quintuplemente agravado por haber sido cometido con arma de fuego, con alevosía, con odio racial, en concurso premeditado de dos o mas personas y haber abusado de sus funciones como fuerzas de seguridad.

 

También los condenaron por la tentativa de homicidio de los tres amigos de Lucas que iban en el coche con él, con idénticos agravantes. Además, en la sentencia, el tribunal condenó a seis efectivos a penas de entre cuatro y ocho años de prisión. En tanto, absolvió a otros cinco acusados por el encubrimiento del crimen. El 23 de agosto se leerán los fundamentos del fallo.

 

Los demás policías condenados son: Sebastián Baidón, imputado por torturas por haberle gritado insultos racistas a los chicos mientras estaban detenidos (negros de mierda, deberían matarlos a todos) a ocho años de prisión. En cuanto al encubrimiento del crimen, las penas fueron para los comisarios Juan Romero, Fabián Du Santos y Rodolfo Ozán, y al subcomisario Roberto Inca a la pena de seis años de prisión. Al principal Héctor Cuevas le recayó una pena de cuatro años.

 

Fueron absueltos: el comisario inspector Daniel Santana, a cargo de todas las dependencias de la Comuna N°4, y el subcomisario Ramón Chocobar. También a los oficiales Ángel Arévalos, Jonathan Martínez y Daniel Espinosa. Para todos ellos la fiscalía y la querella habían pedido diversas penas

 

En el punto 13 del fallo el Tribunal decidió “Reconocer como víctimas de violencia institucional a los damnificados” y menciona a Lucas González, a los otros tres chicos que lo acompañaban al momento de ser detenidos y a las familias de los cuatro. Oro punto a destacar es la orden para que se extraigan copias de testimonios vertidos en el debate y se inicie otra causa tendiente a investigar la actuación del jefe de la Policía de la Ciudad, Gabriel Berard, y del subjefe, Oscar Cejas, en el marco de la causa.

 

La lectura del fallo fue en el Auditorio AMIA de los Tribunales de Comodoro Py, la sala más grande del edificio, que estaba llena de familiares y amigos. Fuera, un grupo de manifestantes esperaban a los papás de Lucas con remeras y banderas.

 

Antes del fallo, Cintia López había expresado su deseo: que los asesinos «no salgan nunca de la cárcel». «Si hasta el momento no hubo arrepentimiento, creo que hoy no va a haber. De mi parte, no los voy a perdonar, que los perdone Dios».

 

Por su parte, el papá de Lucas dijo estar convencido que en este caso hubo un componente de “odio racial”. “Estigmatizaron, lo discriminaron, los vieron dos veces porque eran morochos. Salen de una villa, de la 21-24 de un barrio carenciado como es el de Barracas, salieron de entrenar. Lo vieron, lo eligieron, lo esperaron, me lo acribillaron, me lo torturaron y me lo quemaron con cigarrillo”, señaló.

 

El 17 de noviembre de 2021 cuando salieron de entrenar del club Barracas Central y regresaban a sus casas a bordo de un Volkswagen Suran, los cuatro jóvenes fueron interceptados a la altura del cruce de las avenidas Iriarte y Vélez Sarsfield por un Nissan Tiida en el que circulaban tres individuos. No estaban identificado ni el coche ni ellos como miembros de la Brigada 6 de la Comuna 4. 

 

Los chicos se asustaron pensando que los querían robar e intentaron escapar, momento en que los efectivos les dispararon y dos balazos impactaron en la cabeza de Lucas, quien murió al día siguiente en el hospital El Cruce de Florencio Varela. Luego se montó un operativo destinado a encubrir el crimen y hacerlo pasar por un enfrentamiento. De hecho, la primera versión que circuló en los medios masivos de comunicación hablaba de un delincuente abatido y otros tres detenidos.

Imagen: Jorge Larrosa

>


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *