En vivo

Título

Artista

Programa actual

Próximo programa


Científicos argentinos trabajan en la Plataforma COVID-T con el objetivo de monitorear la respuesta inmunológica

Escrito por el 23 de agosto de 2021

La Plataforma permite estudiar la respuesta inmunológica de las células T, un tipo de inmunidad mas compleja de estudiar, distinta a la evaluación de presencia de anticuerpos. Este estudio es específico para el virus SARS-CoV-2 y se implementa con muestras de personas que recibieron una y dos dosis de vacunas o han  cursado la enfermedad. Las muestras provienen de hospitales de la Provincia de Buenos Aires y de CABA. La asociación con los hospitales permite también hacer un seguimiento para comparar los resultados de laboratorio con su correlato clínico. a la Dra. Ada Blidner, integrante del equipo dirigido por el Dr. Gabriel Rabinovich (IBYME – CONICET), a cargo de la investigación

 

Un grupo de científicos del Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME – CONICET) liderado por el reconocido investigador Gabriel Rabinovich, trabaja desde setiembre del año pasado sobre una plataforma que permita monitorear la respuesta inmunológica en pacientes vacunados con una y dos dosis de cualquiera de las vacunas que se aplican en el país o que hayan cursado la enfermedad. Cuentan con el aporte del Ministerio de Ciencia e Innovación Productiva, además del CONICET, así como aportes privados como el de la Fundación Bunge y Born, Fundación Williams, Edenor y la Fundación Sales. El equipo está conformado por las licenciadas Montana Manselle Cocco y Florencia Veigas, asesoradas por la doctora Ada Blidner y los doctores Tomás D´alotto Moreno, Nicolás Torres y Alejandro Cagnoni.

En diálogo con Hormigas y Cigarras, la Dra. en Ciencias Biólogicas Ada Blidner explicó que “La idea se nos ocurrió alrededor de agosto o setiembre del año pasado cuando vimos que, primero esto no terminaba y segundo que por suerte empezaban las campañas de vacunación. Entonces queríamos saber qué pasaba con la respuesta inmunológica de las personas y nos dimos cuenta que se hablaba mucho de anticuerpos y que faltaba algo, que nadie estaba midiendo la inmunológica y nadie estaba midiendo las células T. A partir de eso empezamos a comprar los materiales, a armar el protocolo. Nos pusimos a punto y esto duró unos seis meses hasta que nos quedamos tranquilos con que lo que estábamos viendo era realmente específico”.  

 

Las células T son 100% específicas

 

La pregunta surgió naturalmente ¿qué son las células o linfocitos T?

“A grandes rasgos nosotros tenemos dos tipos de respuestas inmunológicas. Tenemos la respuesta inmunológica inespecífica, que en realidad no es tan así, pero para redondear, es lo que llamamos respuesta innata, es la que generalmente está en los tejidos lista para actuar, macrófagos y células dendríticas, neutrófilos, todo lo que una vez que entra un virus en el organismo, por ejemplo, son los primeros en actuar. No necesitan despertarse, no necesitan activarse demasiado, ya están listos.

Ahora, los linfocitos, tanto los que producen anticuerpos como las células T, son bastante más exigentes para activarse y necesitan por lo menos una semana como mínimo. Lo que pasa es que una vez que se activan son fabulosos. Ellos empiezan a crecer, se empiezan a dividir en muchas cantidades y atacan muy eficientemente a ese virus, que en este caso es un virus pero puede ser una bacteria o puede ser cualquier cosa. Y justamente sólo se van a activar y proliferar aquellos que reconozcan específicamente este virus.

Por ejemplo, cuando nos entra el virus de la gripe, no se nos van a activar todas las células que reconocen el de la gripe, el de bacterias o el del tétanos, no se nos activan todos, se nos activan sólo esos. Porque si no es mucho esfuerzo para el organismo activar todos los linfocitos que tenemos, que son millones. Entonces, sí, son absolutamente específicos. Si yo, cuando enfrento a los glóbulos blancos de una persona vacunada o alguien recuperado, con proteínas del Sars-Covid2 se activan linfocitos, yo se que son específicos”, detalló la bióloga.

 

El rol de los hospitales

 

Para la investigación se utilizan muestras recogidas en algunos hospitales del AMBA, como por ejemplo el Hospital Pirovano. Blidner, a modo de ejemplo, explica en cuanto al Pirovano que “Tenemos un convenio con dos de las médicas de terapia intensiva y ellas lo que hacen es extraer las muestras de los pacientes y después analizar la clínica con nosotros para entender si lo que nosotros vimos en el laboratorio, que es una respuesta específica contra el virus, si eso se traslada a la clínica. Si por ejemplo, esta persona que nosotros vemos con muchos linfocitos T, después no se infecta o no se interna o no muere. Estas médicas son las personas que nos van a ayudar a cruzar esa información”.

La idea del equipo investigador es que una vez que tengan puesto a punto el método y se sepa con exactitud el valor diagnóstico, el conocimiento lo puedan socializar a través de algún simposio para los hospitales que lo requieran y tengan los equipos y el personal necesario para llevar adelante la plataforma.

 

Qué sigue

 

“Para responder la pregunta principal, que es si lo que nosotros vemos en un cultivo tiene un correlato clínico en las personas, eso probablemente nos lleve alrededor de seis meses más, porque tenemos que seguir a esa persona en el tiempo. Procesamos cincuenta o sesenta muestras por semana y a veces son mezcladas, son de varios hospitales, son de pacientes recuperados, otros con una dosis de vacuna, otros con dos. Pero ya hoy podemos dar información porque vemos respuesta específica en pacientes con Sinopharm que nos ha llegado o con Sputnik. Lo que todavía no podemos decir es si esta vacuna es mejor que otra o si realmente tener esta cantidad de linfocitos T va a proteger o no a la persona. Para eso todavía nos falta tiempo”, aclaró la Dra.

 

Ada Blidner no escatima en ejemplos para asegurarse de explicar de manera clara y sencilla temas complejos y lo hace con un entusiasmo contagioso. “Es que a los científicos nos pasa eso ¿no? Que cuando hay dudas o hay preguntas a contestar es cuando más nos entusiasmamos. Por supuesto que esto, como nos toca desde el punto de vista personal, es una mezcla de entusiasmo y tristeza. Aunque también eso nos empuja más a trabajar duro y rápidamente para poder ayudar a tomar decisiones sanitarias aunque sea a nivel local”.

HyC – Imagen – Fundación Sales

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *