“Vivimos una situación de una guerra contra los pobres en beneficio del sector concentrado”

Escrito por el 17 de mayo de 2018

FOLMás de 15 organizaciones sociales concentraron frente al Obelisco en contra del tarifazo, por un proyecto de obras públicas, por aumento salarial igual a la inflación y contra el acuerdo con el FMI. Desde Enredando las Mañanas nos comunicamos con Marianela Navarro, del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), para interiorizarnos de este plan de lucha.

 

 

Enredando Las Mañanas: ¿Cuál es el plan de lucha que están llevando adelante y por qué movilizaron?

Mariela Navarro: Hoy concentramos a las 11 de la mañana en el Obelisco, el Frente de Organizaciones en Lucha en conjunto con otras organizaciones sociales como el Frente Darío Santillán, el MTD Aníbal Verón, la Federación de Organizaciones de Base, entre más de 15 organizaciones.

La manifestación tiene dos ejes principales: por un lado el reclamo contra el aumento de las tarifas y los servicios públicos y después, por otro lado, también estamos señalando que la inflación erosiona nuestros ya pobres ingresos de 4.750 pesos como trabajadores cooperativistas. Estamos reclamando un aumento de todos los programas de empleo, así como también vamos a dirigir nuestro reclamo al Ministerio de Infraestructura a nivel nacional para exigir trabajo y obras para todas las . Vamos a permanecer con un campamento y ollas populares hasta que el gobierno reciba a las organizaciones sociales.

ELM: ¿Cómo afectan las tarifas a los trabajadores cooperativistas con ese ingreso? ¿Y a los productivos que están llevando adelante?

MN: Nosotros vamos a participar de la Marcha Federal, que va a salir de distintos puntos del país el 28 de mayo y va a culminar en las puertas del Nacional, una movilización muy grande organizada por todos los movimientos sociales donde vamos a reclamar justamente la aprobación de un proyecto de ley para que el 5% de la obra pública y el 25% del compre social vaya a las cooperativas porque la situación económica que vive el país afecta de manera muy cruda al conjunto de la clase trabajadora y particularmente a nuestro sector.

Primero la inflación, que ya se reconoce como alrededor del 25% y puede llegar al 30%, segundo las tarifas y tercero la tremenda devaluación, producto de la especulación en las últimas semanas, son golpes a los sectores más pobres.

Vivimos una situación de una guerra contra los pobres en beneficio del sector concentrado y eso en nuestro sector se manifiesta en un aumento de la desocupación, más cantidad de gente que sale a cartonear y a buscar alguna changa para llegar a fin de mes, y en el caso de los trabajadores ocupados el disciplinamiento es con una oleada de despidos, como lo vemos en muchos sectores del Estado y en sectores fabriles. Por ejemplo, otra vez han reprimido a los trabajadores de Cresta Roja -que es un conflicto que tiene ya larga data- y son trabajadores que han sido maltratados por este gobierno y por el anterior también sin ninguna solución para garantizar la fuente laboral.

El cuadro es muy grave, entendemos que la crisis económica va a empeorar y eso va a dejar excluido a un porcentaje muy alto de población, a condiciones prácticamente de supervivencia.

ELM: Además de las cooperativas tienen trabajo territorial en diferentes barrios ¿Cómo afecta la crisis? ¿Ha aumentado la organización, las copas de lecha, los que participan de las meriendas?

MN: Todos los movimientos sociales tenemos listas de espera de gente que se acerca en búsqueda de una fuente de empleo, listados de espera de 100-70 personas por asamblea, nosotros estamos presentes en 12 provincias del país y en casi todo el conurbano bonaerense y la Capital Federal y la situación es crítica. Volvemos al escenario donde muchas personas se acercan a las organizaciones no solamente en búsqueda de trabajo sino en búsqueda del alimento.

Esto se ha agravado también en las últimas semanas con la situación de las inundaciones, que hay gente que ha perdido lo poco que tenía y el origen de esta situación tiene que ver con el abandono total del Estado. Estamos en una situación complicada, entendemos que esto va a empeorar porque la decisión del gobierno es que al ajuste lo paguen las grandes mayorías populares, y nosotros como organización vamos a continuar nuestro reclamo y nuestra lucha por trabajo con todos los derechos, como lo hemos hecho durante todos los gobiernos, porque la situación de la precarización laboral que vivimos ha empeorado y se ha profundizado en estos últimos dos años pero también, hay que decir, que tiene antecedentes en las anteriores gestiones también.

ELM: ¿Qué opinión te merece que el gobierno eche la culpa de la crisis y el déficit a los planes sociales y a las pensiones?

MN: Para mí acá la discusión es que el gobierno desde que asumió su rol en la Casa Rosada lo único que ha hecho es indemnizar a los capitalistas y eliminar cualquier tipo de impuesto de los sectores concentrados, y eso es lo que genera déficit. Acá lo que hay que poner en discusión en el país es el nivel de la concentración de la riqueza y la falta de política de empleo para reinsertar en el mercado laboral a millones de personas que no tienen hoy cómo mantener a sus familias.

El déficit principalmente lo han generado, y en estas últimas semanas creo que se ha puesto totalmente en evidencia, los sectores concentrados y los especuladores, que son parte de los que administran el propio Estado. Por un lado eso, y por otro lado también señalar que la política de endeudamiento que tiene el gobierno y el reciente acuerdo con el FMI va a ser una deuda que, como tenemos memoria y recordamos a lo largo de la historia argentina, la van a pagar esta generación de trabajadores y las futuras generaciones de trabajadores.

Sabemos que un mayor endeudamiento no es ninguna ayuda sino que termina siendo, como lo demuestra la experiencia histórica, un mayor ahogo a las mayorías populares, y también una pérdida de la nacional, que esos son puntos que también hoy están en discusión.

No es casualidad que se dé esta batería de proyectos antipopulares -como por ejemplo la reforma laboral-, va a tender a la pérdida de derechos históricos del movimiento obrero, como por ejemplo los convenios colectivos de trabajo, las indemnizaciones y demás. Y también se da la mano de un aumento de la represión. Ayer han salido declaraciones de por ejemplo, avanzar en la modificación del código penal, o sea judicializa a los pobres, se pasa por encima hasta a la propia Constitución Nacional, sin respetar el derecho a huelga, mientras que los grandes capitalistas avanzan en un proceso de especulación y de desguace de la riqueza social.

 

ELM:  Hace rato mencionabas un aumento del 30% ¿Cuál es la situación de los cooperativistas? ¿Tienen paritarias cada año?

MN: La realidad es que el gobierno, así como en todos los sectores de trabajadores ocupados, ha aplicado una paritaria del 15%, que como sabemos está muy por debajo de lo que está la inflación hoy en el país. Nosotros, por la ley de emergencia social, todos los programas de empleo están sujetos al valor establecido para el salario mínimo, así que parte de este inicio del plan de lucha del día de hoy tiene que ver con esa discusión, se va a discutir el aumento del salario mínimo, estimamos en junio, y pensamos que hay que discutir que ese aumento sea mucho más cercano a la realidad de lo que está estimado por parte del gobierno. Eso por un lado, y después por otro lado también vamos a reclamar el ingreso a los programas de empleo de miles de personas que están hoy en listas de espera y sin poder cobrar nada.

 

AUDIO descargar

Fuente: Red Nacional de Alternativos: Ver original


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


Current track
TITLE
ARTIST

Background