Viernes 10 de febrero – Murió Nicolás Soriano

Escrito por el 10 de febrero de 2017

Álvaro Nicolás Soriano, 36 años, falleció anoche después de 50 días de luchar por su vida en la terapia intensiva del Hospital Ramos Mejía.  Fue herido el miércoles 21 de diciembre de 2016, alrededor de las 16:30. Varios testimonios relatan que un policía de la Federal le disparó a quemarropa en la cara mientras Nicolás se bajaba de la caja de un camión con las manos en alto. El fusilamiento ocurrió en la Avda. Jujuy a la altura de Carlos Calvo. Durante la primera semana Nicolás estuvo internado como NN, acompañado dentro de la terapia intensiva por dos efectivos de la misma fuerza que le disparó y del otro lado de la puerta, por militantes de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) que en todo momento buscaron saber su nombre, conectarlo con su familia. La solidaridad de algunos trabajadores del hospital permitió nombrarlo el martes 27 de diciembre y conocer también que tanto las autoridades del hospital como las del juzgado interviniente, el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal de Instrucción Nº 4, ya conocían la identidad porque se lo había identificado por sus huellas dactilares. También se había notificado a la familia en la localidad de Virreyes diciéndoles que Nicolás había sido detenido pero sin advertirles de lo sucedido ni decirles que estaba internado ni explicarles el estado de gravedad en el que se encontraba. 
Por su parte el autor del único disparo, el sargento Sergio Damián Lucero, no fue apartado aún de la fuerza, continúa en actividad y la investigación sigue a cargo de sus colegas de la Policía Federal.  

La causa judicial

Por el momento la única causa judicial existente es la que se inició el 21 de diciembre y está relacionada con un robo en un colectivo, hecho que habría dado origen a la persecución de Nicolás Soriano por parte del policía y que culminó con el fusilamiento del que dan cuenta numerosos testigos. Esa causa está tramitándose en el Juzgado N°4 antes mencionado. En la tarde de hoy nos comunicamos con la abogada de la CORREPI, María del Carmén Verdú para conocer si la incorporación de familiares, una vez contactados y enterados del estado en el que se encontraba el joven, permitió un cambio en la calificación legal de la causa. Verdú explicó que “apenas nosotros logramos tomar contacto con la familia de Nicolás, en los últimos días hábiles de diciembre, nos presentamos con la mamá como querellante. Durante la feria fuimos innumerables veces mis compañeros y yo al Juzgado de Instrucción 4 a pedir novedades dado que nunca nos notificaron ya sea para admitirnos como querellantes o para rechazarnos el pedido. En la última información que nos dieron hace alrededor de tres días, nos dijeron que ellos (en el Juzgado 4) están investigando el robo en el colectivo, del cual Nicolás Soriano es imputado y que ante nuestro pedido de ser querellantes por homicidio calificado contra el policía Sergio Damián Lucero en grado de tentativa, habían sacado testimonios y los habían mandado a la Cámara para que sortee otro juzgado porque entendían que era otra causa”
La situación ha cambiado ahora. Ya no es homicidio en grado de tentativa sino homicidio calificado. No obstante, explicaba la abogada que al día de hoy no tienen noticias de que esa causa exista, es decir que algún juzgado haya sido sorteado. Aparentemente se encuentra en la receptoría de la Cámara del Crimen esperando que alguien haga el sorteo correspondiente.
Ayer, la CORREPI dio a conocer un comunicado al respecto en el que, entre otras cosas, señala que
“Disparó un policía, pero el Estado es responsable. Por días estuvo en una cama de hospital con la compañía de los efectivos que el juzgado había puesto para custodiarlo, y los militantes de CORREPI que no lo dejaron solo. Le quisieron robar el nombre, la identidad, la vida. Pero Nicolás fue más fuerte que las balas y hasta hoy dio pelea. Encontramos a su familia y ya no estuvo solo.
Hoy se nos fue. Se nos cierra la garganta, duele el pecho, nos llenamos de bronca y odio. Nos duele que este Estado represor nos haya arrebatado otro pibe, pero vamos a transformar ese dolor en lucha, porque nos queda el consuelo de haberle devuelto el nombre y lograr que su familia lo haya podido acompañar. Transformamos este dolor en lucha, y la tristeza en organización, porque aunque el nudo en la garganta apriete, no vamos a dejar de gritar que el Estado es responsable”.
El cuerpo de Nicolás espera en la morgue para su autopsia, recién después será entregado a Miriam, su mamá y a Flavia, su hermana, quienes a su vez ya iniciaron el camino exigiendo justicia, organizadas junto a muchos otros familiares de víctimas de la represión estatal. 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


HD

La Colectiva HD - FM 102.5

Current track
TITLE
ARTIST

Background