PB Especial – Abuso Sexual contra Niñas, Niños y Adolescentes

Escrito por el 4 de enero de 2017

PB – La Colectiva monta el estudio en la Planta Baja de su casa, el Espacio del CID.
Emision Especial Noviembre – Ultimo del año 2016
Visibilizando el Abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes.
 
La ultima emision del programa PB (Planta Baja) del mes de noviembre del pasado 2016, tuvo como eje central visibilizar las situaciones de abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes. En la mesa participaron desde el comienzo Martina Mendelevich y Feliciana Bilat, cuyos casos venimos siguiendo en la radio, y promediando el programa se les sumó Raquel Disenfeld, psicóloga e integrante de organizaciones de apoyo a las mujeres víctimas de violencias, como Liberatorias entre otras.
Escuchar: https://archive.org/download/PBespecial-Abusocontraninosyninas/PB-Especial-AbusoSexualNiasyNios.mp3 

Descargar (Click derecho – "Descargar Como")

feliciana_bilat.jpgmartina_mendelevich.jpgPB – La Colectiva monta el estudio en la Planta Baja de su casa, el Espacio del CID.
Emision Especial Noviembre – Ultimo del año 2016
Visibilizando el Abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes.

La ultima emision del programa PB (Planta Baja) del mes de noviembre del pasado 2016 tuvo como eje central visibilizar las situaciones de abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes. En la mesa participaron desde el comienzo Martina Mendelevich y Feliciana Bilat, cuyos casos venimos siguiendo en la radio, y promediando el programa se les sumó Raquel Disenfeld, psicóloga e integrante de organizaciones de apoyo a las mujeres víctimas de violencias, como Liberatorias entre otras. Después de una ronda inicial donde tanto Bilat como Mendelevich dieron un breve panorama de sus situaciones, la mesa se ocupó de delinear las razones que esgrimen los jueces y fiscales para desestimar las denuncias que realizan las madres y el eje principal señalado es el Síndrome de Alienación Parental.

 

“El Síndrome de Alienación Parental es un falso síndrome creado por un pedófilo, Gardner (NdR: Richard Alan Gardner), que era un médico psiquiatra norteamericano relacionado con asociaciones de pedófilos, en las cuales decía que es un síndrome de borrar al padre, por parte de madres resentidas o por madres que odian al padre en divorcios conflictivos. Básicamente decía que inventan el abuso sexual infantil para separar a los niños y niñas del padre. Este hecho se ve también como reacciones que pasan a nivel social cuando las personas empiezan a defender los derechos. En estos casos el falso síndrome se usa para negar, ningunear, descalificar a las madres. En última instancia, este es un pretexto para justificar y defender la impunidad de abusadores y violentos”. De esta manera Disenfeld describe el SAP que por otra parte, nunca fue diagnosticado fuera de un litigio judicial y continúa siendo rechazado por la comunidad científica internacional.
Richard Gardner autopublicó sus propios libros, alrededor de cuarenta y publicó unos 250 artículos, sólo en una revista dependiente de una empresa propia. Tampoco fue un psiquiatra investigador de campo y básicamente se ocupó de testificar, basado en su propia teoría, en juicios por divorcio, tenencia o abuso. La psicóloga agregó al respecto que “…como dice la jefa del servicio de abuso sexual infantil del Cuerpo Médico Forense, Virginia Berlinerblau, los niños y las niñas no son tábula rasa. Nos damos cuenta por la forma como es el relato, de como se expresan,como son las emociones y especialmente desde la sintomatología que puede presentar, como son los gráficos. Esto es suficiente para entender lo que pasa a un niño o a una niña”.
 
 
raquel_disenfeld.jpg

Pero para Raquel Disenfeld, creer en el SAP sin nombrarlo no es la única razón por la cual miembros de la justicia resuelven desoír a niños, niñas y madres: “La cuestión más grave del abuso sexual infantil para que se niegue es el sistema patriarcal, la cultura patriarcal en los estereotipos de género. No solamente la palabra, la vida de los niños, niñas y de las mujeres, no tiene valor. En alguna medida nos consideran descartables. Estamos en un sistema en el cual hay una jerarquía, que son los varones y los varones pueden disponer del cuerpo de las mujeres, los niños, las niñas o las diversidades feminizadas”.

El laberinto judicial descripto muestra a madres que escuchan a sus hijos, hijas, deciden hacer la denuncia y se acercan a algunos de los puntos donde estas denuncias son recibidas. Allí, de cada cinco madres que llegan, sólo dos deciden entrar en el laberinto, firmar y radicar la denuncia. Esto las introduce en el enmarañado mundo legal donde en muchos casos se encuentran con abogados sin escrúpulos, peritos que revictimizan a los niños o niñas y a las mismas madres, fiscales que dan la espalda a las víctimas desoyendo incluso peritajes que así las determinan, como víctimas y por último, jueces que fallan. Martina comenta en una pausa del programa, lo comenta Martina y lo afirma Feliciana, que prácticamente cada día hay un fallo adverso en la justicia. Un fallo que desvincula a un adulto y en el caso que sea el progenitor, abre la puerta para la revinculación.

Pero el camino, afirman, es este, no hay otro. Las madres han comenzado desde hace algún tiempo, a juntarse, a compartir experiencias y a concluir que hay un patrón en las respuestas judiciales o por lo menos en la mayoría de ellas. Patrón que quedó explicado por la psicóloga Raquel Disenfeld. Entre otras propuestas barajan la preparación de oficiales de justicia, la especialización en este tipo de delitos. “Así como se logró la carátula de Crímenes pasionales por la de Femicidios, cada madre como ellas están haciendo que otras madres puedan hablar y puedan romper el silencio. Ya estamos luchando y generando contra la impunidad porque más allá de lo que vaticine la justicia, ya los hijos de ellas saben que son defendidos, que tienen derechos y que no van a quedar impunes porque a nivel social, ya se saben los nombres de los abusadores”, agregó Disenfeld.

mesa.jpgEn ese sentido y a modo de cierre en el programa, Martina Mendelevich señaló que “El hecho de haber denunciado y más allá de si llega o no llega la condena, condena social va a haber, de alguna forma la vamos a lograr, yo veo que a mi hijo esto lo sana. El saber que se lo escucha, el que se le crea, es lo que lo empodera y creo que es lo que le permite también construir su felicidad. Lo peor que se le puede hacer es negarlo o silenciarlo frente a un relato o síntomas de abuso sexual. Como mensaje para otras mamás que estén pasando por esto, que hablen, que denuncien igual. Que se agrupen, eso si. Solas no porque nos aplastan”.

 
mesa_desde_atras_1-5454.jpgEn medio del relato y de la caracterización del recorrido judicial, Martina habló de la felicidad de los chicos, la cual, también está a cargo de las mismas madres. Feliciana Bilat, y también a modo de cierre, señaló al respecto: “Trato de ponerme en Feliciana hace siete años atrás, escuchando a una mujer hablando por la radio diciendo todo lo que dije. ¡Guau, pobre mina que vida! Pero no es solamente todo esto. Tenemos que trabajar, cocinar, lavar ropa…no es fácil. Como se hace no lo se. Creo que es muy importante, por lo menos el mensaje que quiero dar, que los niños no mienten cuando nos detallan una situación de abuso sexual en la infancia. Para mi es el mensaje que hay que sostener todo el tiempo: creamos en la palabra de nuestros hijos y nuestras hijas. Van a tener momentos de tristeza y vana  a tener momentos de felicidad, como cualquier persona. Hay que resistir, hay que sostenerlo y me parece que una buena manera de acompañarlos y acompañarlas es educarlos con perspectiva de género, explicarles lo que es el patriarcado. No que se queden solamente con su experiencia traumática, ampliarles la visión y que empiecen a ver hasta en lo más pequeño, desde una publicidad hasta Tinelli o nuestro presidente que dice que a las mujeres nos gusta que nos miren el culo”.

Cerramos el programa con una llamada a Sonia Sánchez, que un rato más tarde participaba de un conversatorio en el Espacio del Cid, sobre "La industrialización de la "víctima" .Sonia Sánchez es co-autora del libro "Ninguna mujer nace para puta" (entre otros).


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


Current track
TITLE
ARTIST

Background