Neuquén, tierra de represiones

Escrito por el 17 de diciembre de 2017

Juan José ThomesMientras las manchas de sangre de Teresa Rodríguez y de Carlos están aún frescas en la memoria y el territorio neuquino, los soldados del Estado provincial siguen disparando en las manifestaciones. Un diciembre más que represivo llegó este 2017 para recordarnos que el Movimiento Popular Neuquino, desde hace  casi sesenta años, se adapta al gobierno de turno. El destino de estas balas de fin de año: el pueblo trabajador. Allanamientos a luchadorxs, absolución para torturadores y destrozos a monumentos que reflejan luchas decoran el arbolito. Por

Noviembre allanado

El 18 de noviembre, por orden del juez Diego Piedrabuena, fueron allanadas viviendas de militantes sociales tanto de Neuquén como de Cipolletti (Río Negro) en un operativo conjunto entre las fuerzas policiales de ambas provincias.

Ingresaron a las casas particulares de  Nadia París y Fermín Martínez, del tío de Nadia París –que además es sobreviviente de la última dictadura cívico militar y testigo en las causas conocidas como “Escuelita”-, de Marco Painevil, de Ruben Wani, de Carmen Antilef y de Ricardo Rosales. La mayoría de ellxs habían estado participando el día anterior de una actividad frente al Juzgado Federal N°2 para exigir la libertad del logko Facundo Jones Huala.

nadia fermin conferencia prensaEl objetivo de  los allanamientos fue encontrar elementos que lxs vinculen con la Resistencia Ancestral Mapuche, desde carteles con inscripciones políticas hasta pinturas,  instrumentos para confeccionar sténciles, agendas personales, elementos iniciadores de fuego, remeras con inscripciones políticas, simbología mapuche y demás.

A pesar de no haber encontrado elementos incriminatorios en ninguna de las viviendas, no solo se llevaron demorado por algunas horas a Fermín Martínez, sino que además robaron de las casas   papeles personales, cuadernos de la infancia, carteles con el rostro de Daniel Solano, de Luciano Arruga, de Julio López, entre otros, pendrives, computadoras, un diccionario mapuzungun, etcétera.  A Carmen Antilef, papay de más de 60 años, la intimidaron, le rompieron hasta la bolsa de harina con la que elabora sus alimentos, intimidaron a sus nietas pequeñas. A Ricardo Rosales –militante del Partido de Trabajadores Socialistas- le dijeron que “se quede piola” para no “pasarla mal”.
No obtuvieron nada de lo que buscaban, pero se encargaron de que se sepa que todxs estamos bajo su lupa.

 

Calles Militarizadas

Fabian Ceballos Marcha maldonadoDesde comienzos de agosto, las manifestaciones y represiones policiales en Neuquén se hicieron sistemáticas. En las marchas hasta la sede de Gendarmería Nacional exigiendo la aparición de Santiago Maldonado, las fuerzas represivas se multiplicaron para cuidar la “seguridad” del edificio.  Así, al subir por la Avenida Argentina podían verse los vallados frente a los edificios a donde hace cuarenta años acudían familiares de desaprecidxs de la región rogando información que jamás obtuvieron. La sede del Juzgado Federal en el centro neuquino era custodiada en cada marcha por distintas fuerzas policiales: el día 1ro de cada mes,  cuando apareció el cuerpo de Santiago, el 25 de noviembre tras el fusilamiento de Rafael Nahuel y en cada una de las manifestaciones que se vienen desarrollando para resguardar los derechos humanos en la provincia.

 

Lo primero es la salud

Iris Sánchez GendarmeríaComo no se veía desde el 2013, la represión policial del Estado de Neuquén se instaló en el centro el último día de noviembre para quedarse. La última gran represión en el Alto había sido ese año cuando se votaba en la Legislatura el pacto de la provincia con YPF y Chevrón. Entonces, afuera las balas de goma y plomo y los gases volaron por más de ocho horas ininterrumpidas.

Desde hace más de un mes y medio, lxs trabajadorxs nucleadxs en ATE Salud se encuentran reclamando por su Convenio Colectivo de Trabajo y contra los descuentos que les están aplicando. El gobierno, negado a solucionar el conflicto, comenzó a responder, pero con balas y gases.

Cadena Sur HospitalEl 30 de noviembre,  la policía provincial reprimió brutalmente a trabajadorxs de limpieza terciarizadxs que reclamaban en la lavandería del Hospital Provincial Castro Rendón. Balas, golpes y gases dejaron un saldo de más de setenta heridxs, de lxs cuales al menos tres revistieron gravedad por la cercanía desde la cual recibieron los disparos. Dos eran trabajadorxs de prensa. El gobierno argumentó que era necesario garantizar el servicio de salud. Sin embargo, poco le preocupó que lxs pacientxs que en ese momento se encontraban en el hospital terminaran siendo víctimas de lo que las fuerzas de “seguridad” a su disposición provocaron.

El 13 de diciembre comenzó una seguidilla de represiones que hizo una pausa este viernes, tras haber solicitado la Defensoría del Pueblo y el Obispado una reunión de mediación entre el gobierno y lxs trabajadorxs que se concretará mañana lunes.

Fabian Ceballos ATE CGEse miércoles, trabajadorxs de ATE se encontraban reclamando afuera de la Casa de Gobierno. Al mismo lugar habían llegado organizaciones sociales exigiendo un bono de fin de año. En el interior del edificio trabajadoras de Salud habían ingresado a informar que les realizaron descuentos que no correspondían y quedaron encerradas durante casi dos horas. Afuera, la policía desató una represión con balas de goma y gases que duró más de cinco horas, desplazándose por los alrededores de la Gobernación.

Al día siguiente el escenario fue muy similar: una manifestación contra la reforma previsional llegó hasta la Casa de Gobierno, en cuyo exterior estaban lxs trabjadorxs de ATE. De inmediato se desató una brutal represión que se extendió hasta las 14:30.

Fabian Ceballos ATE CAMEl viernes la situación se trasladó, ya que lxs trabajadorxs decidieron llevar su reclamo al Centro de Administración Ministerial, en el barrio Islas Malvinas, y las fuerzas represivas dieron la misma respuesta: balas y gases, esta vez no solo contra quienes reclamaban, sino también contra viviendas aledañas. La violencia estatal se reprodujo durante unas dos horas más. Uno de lxs heridxs fue un periodista de Radio LU19, quien recibió un balazo de goma muy cerca del ojo.
Mañana lunes a las 11.00, ante una citación de la Defensoría del Pueblo y el Obispado de Neuquén, habrá una reunión entre ATE y el gobierno en busca de una solución que, esperemos, sea sin represión.

 

Queremos trabajar

MAM Juan José ThomesDesde el 5 de julio, Madereras Al Mundo permanece cerrada y sus trabajadorxs ocupando la fábrica para recuperar sus puestos de trabajo, tras ser deshechadxs por el empresario Adrián Bergese.
El viernes 8 de diciembre, feriado nacional, sorpresivamente el Grupo Especial de Operativos Policiales llegó a la fábrica ubicada en Ruta 7 y descargó su violencia, avalado por la jueza Ana Malvido y el fiscal Pablo Vignarolli.
Pegaron y dispararon por la espalda. Así lo constatan las marcas en los cuerpos de lxs obrerxs y lxs militantxs, que debieron ser asistidxs por la profundidad de las heridas, lo que además da muestra de la saña y la cercanía con las que fueron golpeadxs.
Punto y aparte merece el ataque al diputado provincial del PTS en el FIT Raúl Godoy, a quien le quebraron el peroné de un disparo. “A este lo dejamos fuera de servicio por tres meses”, dijeron los uniformados según relatan los testimonios.
Inmediatamente después del desalojo se realizó un corte de ruta. El lunes se marchó en repudio a lo sucedido y desde ese día lxs trabajadorxs continúan resistiendo con un acampe en la puerta de la fábrica.

 

Mentime que me gusta

Gustavo FIgueroa MAMEl jueves por la tarde, algunxs de lxs ministros del gobernador Omar Gutiérrez brindaron una conferencia de prensa para llevar tranquilidad a la población. En sintonía con el discurso nacional, pusieron el foco de la violencia del lado de lxs manifestantxs, criminalizaron la lucha, minimizaron la represión, evadieron preguntas e informaron que abrirían causas contra militantxs.

El Ministro de Gobierno y Justicia Mariano Gaido dijo no comprender la actitud del gremio porque “el gobierno plantea el diálogo de manera permanente”, mientras lo único que sí viene sucediendo de manera permanente es la represión.

El Subsecretario de Seguridad Gustavo Pereyra declaró que en los hechos del viernes –CAM- hubo “violencia premeditada” porque lxs manifestantxs tenían escudos. Además de escudos, sabemos, tenían las marcas de los impactos de los perdigones de goma en la piel desde los días anteriores. El funcionario también estigmatizó a Islas Malvinas asegurando que “en un barrio tan popular, como son las adyacencias del CAM, muchos jóvenes se sumaron a estos actos de violencia y de delito”.

 

Torturas como función policial

carceles caro butronLos penitenciarios Martín Castillo, Gastón Rosas, Sergio Catalán, Gustavo González y Mirko Bernardelli fueron juzgados en el 2015 por aplicar diferentes torturas en 2009 –entre ellas submarino seco- contra internos de la Unidad Penitenciaria N°11 de Neuquén, entre quienes se encontraba Cristian Ibazeta, asesinado tras las denuncias.

En aquella instancia, los represores fueron absueltos por la Justicia y la querella, representada por el organismo de Zainuco, pidió que el juicio se vuelva a realizar. Sin embargo, el martes 12 de diciembre los magistrados Raúl Aufranc, Juan Pablo Balderrama y Leandro Nieves confirmaron que torturar presos es parte de la función policial.

 

Odiar la lucha, querer asustar

En medio de esta feroz escalada represiva, dos hechos para nada aislados de la coyuntura buscan sumar al intento de atemorizar a lxs que luchan.
El 6 de diciembre el monolito que en la ruta 22 recuerda al maestro Carlos Fuentealba en el sitio en el cual fue fusilado por la policía , fue atacado a mazazos. El 13 de diciembre, el cerámico que recuerda al reportero gráfico José Luis Cabezas en la plazoleta neuquina que lleva su nombre fue destrozado.
No parece casual que elijan estos dos símbolos para atacar, siendo que representan a dos sujetxs que fueron blanco del aparato represivo al servicio del gobierno provincial. Uno de ellos asesinado por luchar, el otro por mostrar lo que no le convenía al poder.

 

La marca del bigote

El Movimiento Popular Neuquino está enquistado en la cima del poder de la provincia desde su fundación en 1961. Se caracterizó absolutamente siempre por amoldarse, a como dé lugar, al gobierno nacional que estuviera de turno y esta coyuntura no es la excepción.

En materia represiva, Omar Gutiérrez se “portó bien” hasta que llegaron los comicios de octubre y, por primera vez en más de cincuenta años en el  poder, el MPN perdió una elección ante el incipiente PRO. Entonces, descubrió que tenía que acoplarse inmediatamente para mantener sus puestos.

Y volvió a disparar.

 

Fotos: Juan José Thomes, Iris Sánchez, Fabian Ceballos, Gustavo Figueroa, Cadena Sur

Imagen: Carolina Butrón

Fuente: : Ver original


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


HD

La Colectiva HD - FM 102.5

Current track
TITLE
ARTIST

Background