5 de junio – Mañana comienza el juicio por el asesinato de Kiki Lezcano

Escrito por el 5 de junio de 2017

Jonathan “Kiki” Lezcano tenía 17 años el 8 de julio de 2009 cuando fue asesinado junto a Ezequiel Blanco, de 25 años, por el policía de la Federal, Santiago Veyga. La primera parte de la investigación estuvo a cargo del juez Facundo Cubas, quien sobreseyó al efectivo de la comisaría 52 sin haberle tomado declaración, sólo por un escrito presentado. En el transcurso de estos años la causa tuvo diferentes alternativas hasta llegar a este juicio oral que comienza mañana, 6 de junio, a las 9:00 y estará a cargo del Tribunal Oral Criminal N°16 (TOC 16), sito en Lavalle 1171 piso 8.
El viernes en Piedra Libre nos visitó la mamá de Kiki, Angélica Urquiza… (Ver mas Cuerpo de la Nota)

 

“Los primeros tiempos fueron hacer sin saber. La verdad que yo no sabía que podía hacer esto, sobre la marcha lo fui haciendo. Después, cada vez que hacemos una actividad es una caricia al alma. El otro día venía caminando y hay pibitos chiquitos, de cuatro o cinco años que me escriben cartas, que le escriben cartas a Kiki y no lo conocieron. Y cuando te encontrás con gente que no lo conoció y que habla como que lo conoció y que te da toda esa buena onda…y es algo lindo”, dice Angélica Urquiza mientras repasa las diferentes alternativas de estos casi 8 años sin Kiki.

Lo fue aprendiendo en el hacer, fue incorporando lo necesario para buscar primero a su hijo, desaparecido durante dos meses y seis días y luego para buscar justicia a partir de recuperar su cuerpo.

A Kiki ya lo venían persiguiendo desde los 15 años. Caracterizados, identificados policías de la brigada que opera en el barrio de Angélica, la Villa 20, lo habían golpeado en marzo y el día anterior a su asesinato el jefe de la brigada, el “Indio” Chávez, de civil por el barrio, lo paró y le dijo “Desde ahora yo voy a ser tu sombra”. Todo apuntó desde el principio a la policía, a un caso de gatillo fácil. Incluso lo que siguió después, cuando se activó esa suerte de protocolo en el que aparecen sectores del poder judicial involucrados en garantizar la impunidad. Así, el juez de instrucción del Juzgado N°49 de la Capital Federal, Facundo Cubas, leyó el escrito presentado por el policía y sin tomarle declaración a Veyga aceptó la versión de que los dos chicos le quisieron robar la camioneta y por eso les disparó. A uno en la frente y a otro en la frente y en el pecho. Aún con las familias detrás, en una búsqueda desesperada, los cuerpos fueron retenidos en la morgue judicial por más de dos meses en el caso de Ezequiel Blanco y a los pocos días fue enterrado en Chacarita Kiki como NN. A Ezequiel lo encontraron en el momento que estaba su cuerpo cargado en el furgón para ir también a Chacarita. Ese sobreseimiento fue confirmado por la Sala VII de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal, a pesar de que a fines de 2010 se conoció un video en el que aparecen varios policías uniformados, no se les ve la cara pero si los uniformes, filmado el 8 de julio de 2009 y en el que se ve a Kiki agonizando. “A Santiago Veyga, por un escrito, le dio el sobreseimiento del caso y que se vaya a su casa con el arma, con su camioneta, que acá no había pasado nada, total él era un héroe que había matado a dos NN, Natalia Natalia, que le nombran ellos a los chorros, que según ellos dicen. Al mes Santiago Veyga, policía de la Federal, recibía un nombramiento por su buen accionar. Y nosotros buscábamos a mi hijo que estaba desaparecido”, recuerda Angélica y agrega respecto al video: “Ahora niegan que un policía filmó el video, ahora, si no lo filmó un policía ¿quien lo filmó? Se escuchaba como modulaban, se escuchaba cuando decían “ya se muere este putito de mierda”. Otro que decía “ya se muere, llamá al 911”, otro que decía “no llamés, dale arrancá” y cuando se mueve el celular se ven los uniformes azules alrededor de Kiki”.

Angélica acompañada por el abogado Juan Manuel Combi en la primera parte de su recorrido legal y desde hace dos años por Matías Busso, no dejó de dar la pelea judicial. Así, la causa llegó a Casación donde, en noviembre de 2012, los jueces revirtieron el sobreseimiento y ordenaron apartar a Cubas y a la Sala VII y reabrir la causa, que recayó en el juez Juan María Ramos Padilla.

“Ahí se empezó a abrir un camino que era muy angostito. Ramos Padilla hizo lo que no había hecho Cubas hasta ese momento pero no le alcanzaba porque la reconstrucción del hecho la hicieron los gendarmes, con el coche de los gendarmes y bueno, va a salir a favor del policía. En un escrito el juez dejó bien claro el accionar de la justicia que fue horroroso. Y ahí nos dejó otra puertita abierta, con esto yo pido disculpas a la familia por lo que no se hizo, dijo y aclaró que estaba muy apenado porque los jueces anteriores no habían hecho lo que tenían que hacer en su momento y que el sentía mucha pena al tener que decirle que no podía elevar a juicio a Veyga con este panorama”, refirió Angélica. El juez comenzó otra investigación también obstaculizada. Basta recordar el incidente de la ropa de Kiki, que había aparecido, se dejó en custodia de la Policía Federal y esa ropa se perdió en una inundación. Siguiendo el hilo de la mamá, la puerta se abrió definitivamente cuando se aceptó como prueba, el video de la tortura y asesinato de Kiki.

 

En el camino Angélica estuvo acompañada. De la misma manera que, como ella dice, aprendió haciendo, también el camino se pobló de compañía andando. En muchos momentos en estos años, la mamá de Kikí recuerda el instante en que se acercó a ella Mónica Alegre, la mamá de Luciano Arruga y a partir de ahí, juntas buscaron a sus “Negritos”. Y cada vez que lo dice sus ojos se llenan de amor. Presentes en todo momento están aquellos chicos, muchos transitando el secundario en 2009, que se acercaron a ella para fundar la Casita de Kiki en el barrio y que aún hoy la sostienen con varias actividades. El andar, la herencia de otras luchas y la compañía están presentes cuando se llena de esperanzas ante las puertas del juicio, “…Cuando te arrancan a ese ser querido y que tanto amás, vos decís, lo que hicieron estas madres yo también lo voy a hacer (se refiere a las Madres de Plaza de Mayo). No se si va a ser como ellas pero lo voy a intentar. Nosotros como madres también salimos a hacer lo que hay que hacer, que es salir. Porque creo que llegar a este juicio después de siete años y once meses, un mes antes que se cumplan los ocho años, esto es una victoria y es algo que fue masivo, popular y fue de la calle”. Y se amontonan y aparecen los otros reclamos que también sostiene y que se adivina fácilmente que seguirá sosteniendo se haga o no justicia con Kiki. Y los nombra como si temiera quedarse sin tiempo.

Este tramo comenzará mañana a las 9 de la mañana y está previsto que continúe los días 13 y 26 de junio. Todo un símbolo si ese día se escuchara un veredicto condenatorio a Santiago Veyga y la apertura de la investigación a quienes participaron, encubrieron o dificultaron de cualquier forma la investigación por el asesinato de Ezquiel Blanco y Jonathan “Kiki” Lezcano.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Current track
Title
Artist

Background