Jujuy, los trabajadores del ingenio Ledesma dicen Basta!!!

Escrito por el 12 de julio de 2013

PARO GENERAL 
Hoy en el segundo dia de paro a La Empresa Ledesma mas de 300 zaferos cortaron los caminos y no paso ni un camion por la ruta. Al mediodia las maquinas de ingenio van a tener que parar, por falta de materia prima. El paro, es un gran logro de los trabajadores Entrevista realizada por La Colectiva a Rafael Vargas del Sindicato de Obreros y Empleados del Azucar del Ingenio Ledesma S.O.E.A.I.L. en la segunda jornada de paro.
Escuchar: http://audios.lacolectiva.org.ar/Ent_Ledesma-Rafael_Vargas.mp3
 
Informe de Sebastian de Radio Pueblo sobre el paro y las amenazas sufridas. 
Escuchar: http://audios.lacolectiva.org.ar/Ledesma-iinforme_sebastian.mp3
 
Constrastes de la LuchaEl paro obrero y la contramarcha “solidaria” a la empresa en Libertador.
Hoy la crónica debía hablar sobre el carácter del paro de los obreros de Ledesma, de la alegría que lo envolvía, del apoyo firme de los compañeros de los otros gremios, algunos presentes en el corte, del falaz folleto que echó a circular la empresa entre sus trabajadores en la víspera titulado “comunicado al personal, SOEAIL miente y confunde” y sobre la expectativas encontradas con la contramarcha paralela al paro autotitulada “abrazo solidario a Ledesma”. Pero los contrastes de las imágenes de paro y marcha son impactantes…(Nota completa en el cuerpo de la nota)
 
 
CONTRASTES DE LA LUCHA
El paro obrero y la contramarcha “solidaria” a la empresa en Libertador 
 
Hoy la crónica debía hablar sobre el carácter del paro de los obreros de Ledesma, de la alegría que lo envolvía, del apoyo firme de los compañeros de los otros gremios, algunos presentes en el corte, del falaz folleto que echó a circular la empresa entre sus trabajadores en la víspera titulado “comunicado al personal, SOEAIL miente y confunde” y sobre la expectativas encontradas con la contramarcha paralela al paro autotitulada “abrazo solidario a Ledesma”. Pero los contrastes de las imágenes de paro y marcha son impactantes. 
 
En efecto, el contraste entre la contramarcha y el paro de los trabajadores de la empresa no puede ser más "de manual" para graficar las diferencias de clase. Los folletos en blanco y negro se enfrentan al despliegue de coloridos afiches tamaño tabloide (pegados tras las pulcrísimas vidrieras de muchos comercios), el de adhesivos a media página y todo color pegados en varios taxis, por sus dueños, claro, pues en uno que tomamos el laburante se sorprendía de la novedos “responsabilidad social” de la empresa, llamada “compra de conciencia” por otros, taxista con adhesivo incluído.
paro_ledesma.png
La comisión del gremio no durmió, recorriendo los sitios de encuentro y haciendo allí asambleas desde la 1, arengando por el megáfono, y la columna obrera llegó luego al corte, el que más tarde, a las 5 am, como cuando comienzan el nuevo turno. Un gacebo y una vieja traffic con sonido repetía las estrofas de una canción “tú no puedes comprar el viento…” mientras una voz en off explicaba que el ingenio era de los más grandes pero ofrecía menos que los más chicos, que por ello era la huelga y que la lucha, por el trabajo, por la familia, debía ser de todos. Por el otro lado, pasadas las 6 de la tarde se terminaba de congregar la contramarcha prometida para las 5 de la tarde, muchos llegados en camiones, envueltos en el ya mencionado despliegue gráfico y tras dos poderosos equipos de sonido, uno preparado para micrófonos y el otro, arrastrado por una amarok azabache impoluta, que pasaba una canción de los cadillacs con la letra cambiada “vos sabés, que Ledesma es una amiga…”  
paro_ledesma2.png
El Estado, como siempre, poniendo lo suyo: la policía con total impasibilidad al embotellamiento causado por el corte obrero desde la mañana, desatando alguna esperable irritación motorista, se allegó prestamente a dirigir el tránsito recién minutos antes de la llegada de la contramarcha, junto a policías de tránsito. Si hasta incluso colocaron conos fluorescentes y un fuerte cordón policial, pegado y de espaldas al corte obrero, como para dejar claro a quien tenían la orden de proteger. 
La llegada de la contramarcha se hizo sentir en el corte obrero, no sólo por el cordón policial instantáneo, sino también por una barra del club bancario, que se puso tras el cordón policial e hizo presión para hacer retroceder más la línea. Los trabajadores no se hicieron eco de la provocación, por lo que unos minutos después llegó la hija de una dirigente (ex ex de organizaciones sociales y ahora reconvertida en pro-Ledesma) quien dió la indicación de seguir.
paro_ledesma3.png
Atrás venía la contramarcha, cuantitativamente nada despreciable, unas 2000 personas; pero su composición evidenciaba el curioso origen de esa solidaridad: tres barras futboleras (en realidad 2, “cuervos” y “bancarios” pero ésta dividida en lealtad entre dos jeques políticos locales) y decenas de copas de leche, sostenidas por el impulso caritativo de la empresa, incrementado cuando los problemas legales, representaban el grueso de la marcha, completada con otros beneficiados, empresas de camiones que trabajan para la empresa y puñados, o más bien jirones, de ciudadanos de a pie preocupados porque la empresa se mude a .
Los carteles completaban el sentido de la contramarcha, tras los esperables “copa de leche xxx, presente”, “transporte xxx apoya a Ledesma”, se hallaban algunas perlas: “Ledesma, mis amiguitos de la copa de leche xxx te apoyan”,”Jackeline xxx presente en el abrazo solidario a Ledesma, sólo le pido un trabajo para mi papá”, “el pasado se olvida, se vive el presente por Ledesma”.
paro_ledesma4.png
La contramarcha pasó, siguió, y fue volviendo a jirones, como fue recogida, los obreros permanecen allí, en el corte, en eso que llaman “la permanencia”, adobada de la conciencia de su justeza y la innegable fuerza de su presencia.
paro_ledesma5.png

Colectivo Radio Pueblo
Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Current track
Title
Artist

Background