Hafrada, el Apartheid Israeli

Escrito por el 18 de enero de 2009

16 de Enero de 2009 – Comunicación con Jerusalem
 
Jimmy Strudel es el coordinador internacional del Comité israelí contra la demolición de casas en la Franja de Gaza e integrante de la organización Free Gaza.
Nos comunicamos con él en Jerusalén y nos entregó un panorama sobre las posibilidades de llegada de ayuda humanitaria, sobre las limitadísimas posibilidades de sobrevida de los heridos, sobre las urgencias para parar los crímenes del Estado Israelí y sobre el discurso que atraviesa las cabezas de la mayoría de la población de ese país que oscila entre el nazismo y el apartheid de los afrikaners sudafricanos.
 
(Entrevista desgrabada en el interior de la nota) 
 
Escuchar audio: http://www.lacolectiva.org.ar/portal/Documentos/Entrevista Jimmy Strudel – FreeGaza.mp3
 
 
 
La Colectiva – ¿Tú formas parte de la organización Free Gaza?
Jimmy Strudel – Si claro, claro.

LC – Para comenzar esta conversación necesitaríamos que nos confirmes si es correcta la información de que se le ha impedido el ingreso a un barco con  ayuda  que venía de Chipre.

JS – Si, si. Es correcto, no ha tenido éxito de entrar por Gaza. Todos los barcos que probaron entrar al sitio, se les ha negado por la armada israelí.

LC – ¿Cómo es la vida en este momento en Jerusalén?

JS– Es doblemente problemática. Ahora por shabbat es normal y podemos caminar por las calles y todo es más o menos tranquilo. El otro problema grande que tenemos ahora es que las noticias y los periódicos están rabiosos gritando para la guerra, para no terminar la guerra hasta que no encontremos el soldado capturado Guilad Shalit. Porque la guerra es muy popular para la gran mayoría de la población, desafortunadamente.

LC – Por lo que estás contando hay de parte de los medios una incentivación hacia la guerra.
JS – Si, claro. Probablemente esto tiene algo que con las elecciones israelíes que vienen en más o menos un mes.

LC – Si, justamente escuchamos que hay un diputado, Avigdor Lieberman (1),  que hizo una conferencia en la Universidad -Ilan donde dijo que había que terminar de una vez con esto y tirar una bomba atómica. ¿Vos tenés información de eso?

JS –  Bueno pues, Avigdor Lieberman es un derechista aquí, no tan honesto como para llamarse fachista y el prefiere que nuestro país es un país judío más que una democracia, significa, obviamente, que es fachista. Tenemos suerte que no tiene más poder que el que tiene. La mayoría de la gente de Israel no pensaría de elegir a él y a su partido pero todavía van a ganar, probablemente, quince sillas en el próximo parlamento aquí. Y quince de ciento veinte…claro que es demasiado.

LC – Tenés información de si han logrado que entraran algún suministro para los medicamentos, o algo de comida…como es el tema en la parte hospitalaria, porque la información es que han destruido gran parte de los hospitales de Gaza…

JS – Bueno, unos médicos van a venir en los barcos también, pero yo creo que es más importante los periodistas que van a venir. Hay  médicos que van a venir en los barcos, si dejan entrar los barcos, vienen esos tres médicos. Pero yo creo que la cosa más importante que va a entrar, en los barcos que se han negado ahora, son los periodistas. Porque los periodistas ahora no pueden entrar a Gaza ni por  barco ni por coche  ni por avión. Por eso el resto del mundo no puede mirar, no puede ver que le estamos haciendo a la gente. Tenemos Al Yasira y Abu Davi. Es casi  todo. Unos fotógrafos de agencia de prensa…porque…otros médicos pueden entrar por los puntos de chequeo cuando Israel abre las fronteras. Pues, estaría mejor si esos médicos del barco pueden entrar también, claro. Pero otros médicos pueden entrar, el problema es que hay muchos médicos que han sido atacados mientras intentaban trabajar. Por eso la Cruz Roja ha casi parado sus operaciones. Tenemos sólo la (media luna), de los palestinos para tener la capacidad de ambulancia, de encontrar (buscar) víctimas dentro de los edificios destruidos. Lo mejor sería que a los médicos que ya están ahí, los dejen trabajar sin preocuparse de ser asesinados.

apartheid_sign.jpgLC – ¿Han ingresado tropas terrestres en la Franja de Gaza en las últimas horas?
JS – Si, si. Están por la ciudad de Gaza, yo creo que hace dos días. Hoy están un poco más al centro que antes.

LC – Eso significaría que debe haber bajas, muertos en el ejército israelí.

JS – Hay algunos pero son pocos, van a subir en número en la medida que el ejército llegue más al centro. Pero todavía el ejército tiene el apoyo de la fuerza aérea y de la artillería y de cualquier otra cosa que los palestinos no tienen. Van a subir el número de muertos de soldados israelíes pero van a subir más dramáticamente el número de muertos palestinos.

LC – La pregunta iba dirigida a saber si se podían estar ocultando los números de bajas, de muertos, israelíes.

JS – Ah, eso puede ser, eso puede ser. Probablemente no, pero se puede hacer. Es muy importante para el ejército y para el gobierno que tengamos la moral alta. Ha pasado en el pasado, durante la guerra con el Líbano y otras. Pero probablemente no haya muchos muertos.

LC – Se habla de alrededor de seis mil heridos ¿Cuál es el estado de esa gente?

JS – Ellos van a tener muchos problemas ahora. Esto es porque aunque se dejen entrar algunos médicos, todavía no están funcionando todas las máquinas del hospital. Sin la capacidad, sin la posibilidad de mover a esta gente herida a hospitales mejores en Gaza, en Egipto o en Tel Aviv, habrá algunos (heridos) que no deberían morir, que vana morir y otros que deberían recuperase mejor y que no pueden hacerlo.

LC – Con respecto a los chicos y las mujeres, ¿tienen alguna posibilidad de estar en algún refugio seguro?

JSBueno, para los chicos y todo el resto ahí, no hay muchos lugares seguros. La densidad de la población de Gaza es tal vez la  mayor del mundo, está casi igual que Tokio. Y ¿Dónde pueden ir para salir de los lugares bombardeados? No hay espacio ahí. Y cuando llegan a los refugios para la guerra, ya están bombardeados ahí también, como la escuela de la ONU, que han bombardeado  hace tres días.

LC – ¿Hay algún nivel de comunicación y por lo tanto de conocimiento en la población de Israel que hay cientos de manifestaciones en contra de la agresión que hace el Estado israelí?

JS– Más o menos, no. Porque la gran mayoría…para un extranjero las cosas deben estar muy  confundidas (confusas) a veces. Porque podemos leer que el sesenta por ciento israelí quiere un Estado palestino, sesenta por ciento de la población israelí quieren negociaciones con Hammas. Pues, ¿por qué casi el  ochenta y cinco por ciento de la población está a favor de la  guerra? Y el problema que tenemos es que todas estas manifestaciones en otros países y también los pacifistas e izquierdistas aquí en Israel, están  hablando en un idioma diferente que la población aquí y no me refiero al hebreo. Es un idioma de derechos humanos, un idioma de cosas políticas y …porque para nosotros aquí no creemos en el concepto que tenemos un problema político aquí. Pensamos que estamos en un conflicto más cultural. Está igual que (…) o el occidental contra el mundo árabe. O el occidental contra el mundo musulmán. Este es el mismo vocabulario que tenemos aquí. Cuando hablamos de esto, no podemos hablar de la ocupación militar, no podemos hablar de derechos palestinos, porque el problema son los árabes. Eso es lo normal de entender aquí y no entendemos que hay otra gente con derechos iguales porque son indígenas, derechos mayores probablemente. No pensamos en un conflicto político. Estamos igual que los norteamericanos que creen que Al Qaeda  quiere bombardear Nueva York porque ellos odian la democracia o cualquier cosa que se dice ahí. Y nadie habla del neo-colonialismo, nadie habla de la explotación del petróleo…está igual aquí.
Otro problema que tenemos que no deja al público israelí entender y que el resto del mundo ya entiende, es que el nacionalismo que tenemos es un nacionalismo tribu. No es un nacionalismo cívico. No tenemos una democracia, tenemos una etnocracia, donde hay niveles de privilegio que son oficiales. Y eso es para dentro del país y para los territorios ocupados palestinos. Pues cuando está mezclado ese nacionalismo de tribu y la despolitización del conflicto, cuando están mezclados y junto con las historias de persecución de nosotros judíos, nos encontramos  en una conciencia nacional que no puede cambiar nada adentro. Por eso es que el sesenta por ciento de la población quiere negociaciones con Hammas y ochenta y cinco por ciento de la población quiere una guerra con Hammas.

 
7-7-jews-only-apartheid.jpg
LC – Esta etnocracia de la que tú hablas es lo que en nuestro punto de vista acerca al Estado de Israel  a los nazis.

JS – Puede ser, puede ser. Si claro, es un concepto de los nazis que se  llama el living home politic. Es la política del espacio para la vida. Y eso significa solamente para los alemanes, no para los eslovacos u otros. Pero probablemente un mejor ejemplo es el de Sudáfrica. Si probablemente mejor es compararlo con el apartheid. La palabra que usamos aquí para la política con los palestinos es hafrada, que en hebreo significa igual que aparte, significa separar. Y es la palabra que  usamos aquí.

LC – ¿Vos que crees que se tendría que hacer desde afuera para que se tome más conciencia?

JS – En estos días no me preocupa mucho cambiar la mente de la gente de Israel. Creo que tenemos una conciencia nacional que es casi imposible de cambiar desde adentro, ni por periodistas ni por políticos. Creo que cuando el contexto internacional cambie, va a cambiar luego la gente israelí. Igual que los Afrikaners de Sudáfrica cambió, o la gente del sur de los EE.UU después de terminar la secesión. No creo que haya una solución que vaya a venir de aquí. Después de cambiar el contexto, luego estaría más fácil  para hablar con el resto de la gente.

LC – Entonces, ¿qué es lo urgente para vos?

JS – Muchas cosas. Para  parar la guerra y los ataques a Gaza. Pero no sólo eso tiene que ser en un contexto proactivo. No solamente para terminar la guerra y regresar la ocupación militar otra vez. Creo que es necesario conectar grupos palestinos y gente palestina con sus compañeros en otros países. Por ejemplo, se puede hacer un corolario lógico, entre los vaqueros (gauchos) y campesinos argentinos y los beduinos palestinos. Los dos son de alguna manera naturalistas y cuando sus tierras están confiscadas para la expansión urbana, ambas conocen la transformación forzosa de sus comunidades. O como los estudiantes de la Universidad Islámica de Gaza y sus compañeros israelíes que se niegan a servir en el ejército y son encarcelados (2) y los estudiantes argentinos. Cuando los derechos de los estudiantes aquí son  pisoteados llega a ser más difícil defender los  derechos de los estudiantes en el  resto del mundo. Esto es lo que necesitamos. El cambio no va a venir de los gobiernos. Casi nunca hacen las cosas correctas los gobiernos sin presión de la población porque los gobiernos necesitan oír de la gente y luego ellos van a actuar correctamente. Espero que hagan la misma cosa que hizo Mauritania, Bolivia y , cortar relaciones con el gobierno antes de cambiar nuestra política aquí.

LC – Entonces una de las medidas urgentes sería cortar todo tipo de relaciones comenzando por las  comerciales.

JS – Si, si. Estoy de acuerdo. Porque la gente no puede tener los dos, no puede ser contra la violencia de Hammas y la Jijad y cualquier otro y también contra cosas que tienen mucho poder, que pueden cambiar la cosa sin violencia, como el boicot, como las sanciones. Esas sanciones económicas es un bloqueo sin violencia (…) pues claro que estamos a favor de sanciones.
Yo soy el coordinador  internacional para el Comité israelí contra la demolición de casas (3)

LC – Te agradecemos infinitamente la entrevista que nos has dado, gracias y cualquier cosa te vamos a volver a llamar para que nos puedas informar como sigue la situación.

JS – Perfecto. Muchas gracias a ustedes.

Piedra Libre 51 – La Colectiva

Imagenes: 1- Banksy (www.banksy.co.uk ) 2- Cartel (www.southafrica.to ) 3- Caricatura Jewish Apartheid (www.bendib.com ) 
 
 
 
(1) Laclase.info    16 Enero 2009
El diputado y ex ministro del gobierno de Ehud Olmert, Avigdor Lieberman, declaró ante un foro en la universidad israelí de Bar Ilan que Israel debería imitar a sus padrinos estadounidenses y usar la bomba atómica en contra de la población civil palestina. "Debemos continuar combatiendo a Hammas como Estados Unidos combatió a los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial… la conquista de Japón no era entonces necesaria", expresó Lieberman ante un grupo de sionistas.
Lieberman, como gran parte del movimiento sionista, es un colono proveniente de Europa, en su caso de Moldova. Como parte de la clase política fascista y racista de Israel, el diputado ha propuesto poner trabas al derecho a la ciudadanía para los ciudadanos árabes en Israel, tales como exigirles que juren fidelidad al Estado para poder conservarla. También ha apoyado el plan conocido como Transfer, según el cual todos los habitantes árabes de Israel y los territorios ocupados serían transferidos a Jordania, una masiva operación de limpieza étnica que culmine el proyecto histórico del sionismo de convertir a Palestina en "una tierra sin pueblo", para de esa manera pasar al control de los colonos sionistas.
 
(2) http://www.canalsolidario.org   Estudiantes encarcelados por rechazar entrar en el ejército israelí. Los Shministim son estudiantes que han sido encarcelados por rechazar entrar en el ejército que ocupa los territorios palestinos.
(3) http://www.icahd.org   Comité israelí contra la demolición de casas

Ataques aéreos sobre la Franja de Gaza: http://especiales.cooperativa.cl/temas/site/edic/base/port/gaza.php
 

 
Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Current track
Title
Artist

Background