Economía Timba de bonos y más deuda sostienen el modelo. Entrevista al economista Francisco Cantamutto

Escrito por el 15 de noviembre de 2017

La deuda a corto plazo representada en las Letras del Banco Central, pasó en setiembre el billón de pesos y en estos días el rendimiento orilla el 30% anual, que dada la previsibilidad garantizada del dólar, traslada prácticamente a esa moneda la tasa en pesos. Por otra parte la inflación no sede, y los ingresos por salarios o jubilaciones han perdido en lo que va del año entre un 4 y un 7%. A esto se le suman los préstamos UVA que crean la figura del deudor a perpetuidad y tienen enorme semejanza con el modelo que dio vida a la burbuja especulativa que estalló en EE.UU en 2008. Este es parte del complicado panorama económico que plantea el economista Francisco Cantamutto en esta entrevista para Piedra Libre.

“Hay un problema que me parece como central y es que todas las distorsiones que está sufriendo la economía argentina en este momento, no se terminan de percibir con claridad. En columnas anteriores hablábamos de la inestabilidad potencial de esto y recuerdo que dije que no hay que ser catastróficos, no hay que pensar que esto va a explotar de inmediato. Sí que es inconsistente en el tiempo. Bueno, fíjense que pasaron las elecciones y contra lo que podíamos prever, el gobierno consiguió un respaldo y logró mantener las tendencias que tenía antes de las PASO. Para sintetizar, las tendencias a las que me refiero son el déficit fiscal que se mantiene creciente, por encima de los registros de los años anteriores, la inflación que se mantiene por encima de los años anteriores (recuerden que iniciamos el año con una expectativa de 17 o 18 puntos y hoy las consultoras privadas, ligadas al propio gobierno, están hablando que se va a cerrar el año cerca de un 23%), la tendencia a la caída del salario medio que también impacta sobre las remuneraciones de las asignaciones y de las jubilaciones. Estos ingresos han perdido, depende de como los queramos medir, entre un 4 y un 6 o 7%. Y sobre todas estas cuestiones, lo que sostiene el conjunto del modelo que es la toma de deuda a escala ampliada”, explicó Cantamutto a modo de marco en el comienzo de la entrevista.
Luego se refirió en particular a la progresión de la deuda por Lebac que el gobierno viene emitiendo a modo de enorme bola de nieve. “Efectivamente, superaron el billón de pesos o sea, el millón de millones, yo le pido a cualquiera de la audiencia que trate de imaginar la cantidad de dinero que es eso. Es dificilísimo hasta de imaginarlo y en efecto es lo que está atrayendo la llegada de dólares desde el exterior”, y agregó ampliando la mirada sobre las cuentas externas que “En los veinte meses que van de gobierno y que hay cuentas disponibles, la inversión extranjera, esa lluvia de inversiones que iba a llegar, fue negativa. Salieron del país en total alrededor de 150 millones de dólares, da negativo por alrededor de esa suma. Inversiones no han venido en términos productivos, han salido del país a lo largo de estos casi dos años”.
Los recursos que han llegado son los vinculados a la inversión financiera. Es noticia en estos días que las nuevas colocaciones del Banco Central en letras se acerca al 30% anual y esto ha significado una nueva entrada de dólares al país y el sostenimiento o leve descenso del valor de la moneda estadounidense lo cual redunda en mayor beneficio para los que apuestan en esta suerte de timba. Respecto a la evolución del dólar Cantamutto señaló que “…Si uno lee la prensa ligada a los negocios lo que encuentra es que ahí mismo están señalando que esta reducción del dólar no tiene que confundir a las expectativas del mercado. El dólar va a incrementarse de un momento a otro, no necesariamente como un estallido pero va a incrementarse porque no es sostenible. El economista Alejandro Bercovich hace poco mostraba que en lo que se va del pago de intereses por las Lebac se podría construir un hospital por día”. Respecto a la insostenibilidad en el mediano plazo de este esquema, el economista hizo referencia al informe de Standard & Poor’s dado a conocer el 7 de noviembre en el que la calificadora de riesgo ubicó a la Argentina entre los cinco países más vulnerables del mundo junto a Turquía, Egipto, Pakistán y Qatar, debido a la fragilidad y dependencia de su economía.

Los préstamos UVA

“En este esquema en el que los salarios están reduciéndose gradualmente desde hace ya dos años para esta parte, esto se empieza a notar en distintas vías. En estos momentos salió un informe que señala que estamos ante un pico histórico de los últimos veinte años de endeudamiento de las familias. Esto quiere decir que la manera de sostener los niveles de vida fue empezar a endeudarse. Esto se amplía como una casi política de Estado que quiere crear una nueva clase de ciudadano o ciudadana que es el ciudadano endeudado, la ciudadana endeudada. Aquel que cuando tiene deudas tiene miedo de mover mucho el tablero porque necesitas pagar y tapar los agujeros por todos lados. Este, que era el negocio de las cuevas, durante la década larga kirchnerista creció también de la mano de las financieras, Tarjeta Naranja, etc., que no hacen más que esquilmar a los pobres, ahora se ha tomado como una política de Estado. Por el lado de la Anses salieron, antes de las elecciones, a otorgar este millón y medio de créditos personales, que eran créditos de hasta cinco mil pesos que ha mucha gente le salva las papas. Junto a esto el lanzamiento de los créditos UVA que se aplican, no solamente a créditos hipotecarios sino que también se empezaron a lanzar a créditos personales”, explicó el economista.
Cantamutto sintetizó posteriormente en que consiste esta modalidad de préstamos; “Hay que decirlo en forma muy simple y clara: lo que hacen es trasladar todo el riesgo del crédito al deudor. El banco se despega de problemas. Esto ocurre porque el propio texto de la ley de los créditos UVA dice que en la medida en que vos no podés pagar la cuota, está obligado el acreedor, a refinanciar y se refinancia extendiendo plazos. Hay que señalar que en los últimos seis meses el costo de las cuotas UVA se incrementó más de un 25%, muy por encima de la inflación, muy por encima del valor del dólar. Entonces, cuando el valor de la cuota que comienza siendo baja, se incrementa tanto que no se puede pagar, el banco está obligado a refinanciar. Pero en la medida que se extiende el plazo, lo que se crea es un sujeto que año tras año seguirá pagando y nunca se va a lograr desendeudar. Además, como refinancian las deudas, nunca al banco le va a generar una cartera de morosos. Esto se parece mucho, pero mucho, a la lógica con la cual se creó esta fabulosa montaña de estafas que fue la pirámide de crédito hipotecario que estalló, no solamente en EE.UU. sino también en Inglaterra, España y en menor medida en otros países. Acá en Argentina están pretendiendo seguir los mismos pasos”.

Para cerrar Francisco Cantamutto señaló que estos costos financieros los estamos pagando entre todos y todas y que esta situación se engloba en las tendencias, muchas veces no visibles de forma inmediata.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


HD

La Colectiva HD - FM 102.5

Current track
TITLE
ARTIST

Background